Corazón de 10

El hombre, sin apartar la vista del partido, le dijo a su mujer: ─Mirá a ese chico. ─Ya lo ví. ─El de amarillo. ─Ya sé. La sra. de Oliveira tenía el ojo entrenado. ─Es un fenómeno, cuando terminen, voy a hablar con él─ . Oliveira ya pensaba en reclutarlo. ─Estamos de vacaciones. ─Es un minuto. ─¡Dásela al Facu!- alguien gritó y el chico de amarillo, … Continúa leyendo Corazón de 10