Si no hay amor que no haya nada

En épocas de cuarentena sobra el tiempo y escasea libertad. Este ocio tan mentado con el correr de los días se comienza a transformar en tedio y todo lo daríamos por volver a tener la posibilidad de salir. Recorrer las calles, ver a los seres queridos, abrazarlos. Pero claro, eso significaría volver al trabajo.

Leer Más