Norita

En el geriátrico, igual que en “Tiempos modernos” de Chaplin, el cronómetro regulaba la existencia de todos. Los dueños, temerosos, dejaron de pasar esa película, no fuera a ser que algún viejo se avivara. La vida se había convertido en una rutina de pañales, chatas  y pastilleros. Ésos y no otros eran los protagonistas. Los…

Leer Más

A desenterrar

Entramos a la pieza de mis viejos, mi hermano y yo. Ellos no estaban en la casa. Sacamos todos los libros que mi papá había enterrado en el patio en el 76, dentro de una bolsa de consorcio. Corrimos la puerta del armario empotrado en la pared y sacamos los cajones de un mueble petiso…

Leer Más

Conciencia Corrupta

Hace ya tiempo aprendimos que el humano tiene varias formas de perder la conciencia y que el dormir es una de ellas. Un asunto biológico, que no puede evitarse por más que luchemos arduamente al sentir el peso de los parpados, se transforma en la madre de todas las quitas de la razón. Pero no…

Leer Más

Una parábola náutica

Algunos dicen que el gobierno perdió el timón. Lo que sucedió fue más grave. El hijo del dueño del barco convenció a los pasajeros y a parte de la tripulación de que él estaba en mejores condiciones que el capitán de la nave para arribar a buen puerto y que podían llegar más rápido. Tomó…

Leer Más

¿Se viene el estallido?

Muchos desean el estallido. Piden que alguien la pudra. Que la pudran los sindicatos. Que la pudran los movimientos sociales. Que la pudra la clase media a la que su sueldo se le desvaloriza cada día más y que va al banco y le dicen que no hay más dólares. Muchos quieren que estalle. Lo…

Leer Más

Flan Casero: La militancia del odio

Alfredo Casero fue gracioso alguna vez. Incluso aún en estos tiempos, bajo el libreto de un tercero, logra demostrar que sus dotes de actor humorístico tienen plena vigencia. Su problema radica en el libreto propio. Allí, el veneno de un odio incesante que recorre sus venas obnubiló su ingenio. Alejandro Fantino con su irritable estilo…

Leer Más