Si ves al futuro…

Los estructuralistas son una mierda. Porque desencantan, no  nos dan esperanza y lugar al mito del  hombre que se hace así mismo y a la Nación. Tal vez por eso en el análisis político argentino (y porque no en Latinoamérica) tendemos a evitarlos y a proyectar que la posibilidad de cambio va de la mano de los hombres y mujeres que se pasean por la pasarela del poder.

Los argentinos Moscas

Quedaba a la vuelta de mi casa el Villa Tranquila, era pibe y estaba al pedo. Todos estábamos al pedo,teníamos tiempo. Éramos libres o algo así. Los viejos estaban en la misa, por eso se ponían en pedo, se puteaban y nos hablaban a nosotros. Como el Mocho, ese tipo era un sabio. Él me explicó un la teoría de las moscas

Los Desesperados

“Había una vez unos hombres que vivían en estado natural, pero como son malos querían aprovecharse unos de otros por la fuerza; la guerra permanente era un hecho. Los hombres, entonces en un cuerpo amorfo, deciden entregar parte de su libertad a cambio de seguridad, de leyes que garanticen su vida. Así nace el Estado, en ese contrato originario: Seguridad de la propiedad privada a cambio de reprimir ese salvaje que todo ser humano tiene” 

La Catedral y la Calle

Cristina calla. Sube.

Macri habla. Baja.

Todo Sube.

La multitud de ayer necesitaba decir, expresar de algún modo que este modelo es inviable. Las proclamas leídas desde el escenario fueron tan diversas y heterogéneas como su composición. Es inevitable preguntarse si la clase política dejará de lado sus microanálisis de mercadeo como los Focus Group y comenzarán a darle una alternativa a toda esa gente que necesita un candidato, un proyecto alternativo con el cuál competir en 2019.