El error de los dioses

Dicen que el Olimpo se resignó, a veces le dan demasiado talento a un mismo mortal. Para ellos eso es siempre un error el exceso.

Por suerte esos descuidos nos permiten disfrutar de genios. Como éste fenómeno, que es un rayo silencioso,  agazapado y terrible. Un juguete rabioso que aparece cuando se olvidan de él.

Leer Más