Argentina por primera vez

Una de las respuestas frecuentes cuando se pregunta por el sentido de la historia es la necesidad de conocer el origen de las cosas. Procesos, estructuras, conceptos, culturas, sociedades, sistemas y todas aquellas cuestiones que siempre aparecen en la disciplina. Lo cierto es que hay un origen que se presenta como uno de los mas difíciles de rastrear, aquel que tiene que ver con las palabras. ¿Alguien puede arrogarse haber roto el silencio del universo? No sabemos quien hablo por primera vez, pero si podemos intentar descifrar donde aparece plasmada por primera vez la unión de algún significante y significado. En este caso, repasaremos una de las hipótesis que existen acerca la denominación de nuestro país. Donde se escucho por primera vez la palabra Argentina.

En tiempos de la conquista, allá por principios de siglo XVI, una de las formas de dominación del territorio que ejercían las huestes hispánicas se daban por medio de los adelantazgos. Eran cargos de orden militar que los monarcas otorgaban a funcionarios favorecidos por una o dos vidas y en algunas ocasiones a perpetuidad. El adelantado llegaba a América y tenia el poder de repartir tierras, organizar encomiendas de indios o acuñar moneda. También podía promulgar ordenanzas y se encuadraba dentro de la forma política vigente en el periodo: Gobernador, capitán general, aguacil. Estos títulos durarían hasta fines del siglo XVI, fin de la etapa conquistadora e inicio de la colonia.

Fue por esos tiempos en que naceria la palabra argentina. Como relata el historiador Fermín Chavez:

“Fue por los días del ultimo Adelantazgo que un extremeño, cura y poeta nombro por primera vez a la Argentina. Estoy hablándoles del arcediano Martin del Barco Centenera que compuso el poema “Argentina y Conquista del Rio de la Plata” y lo publico años después en Europa. Este poeta formo parte del Adelantazgo de Ortiz de Zarate y misiono en el Paraguay, en tiempos de Juan de Garay, luego en Perú donde termino su poema”.

El poema estaba dirigido al Rey hispánico. Es un libro extenso que describe en formato de prosa las realidades que el autor vive en tierras rioplatenses. Según las propias palabras de Centenera:

“He escrito, pues,   aunque en estilo poco pulido y menos limado, este libro, a quien intitulo y nombro Argentina,   tomando el nombre del subjeto principal, que es el Río de la Plata; para que Vuestra Excelencia, si acaso pudiera tener algún rato como que hurtado a los necesarísimos y graves negocios de tan grande gobierno como sus hombros tienen, pueda con facilidad leerle, sin que le dé el disgusto y fastidio que de las largas y prolijas historias se suele recibir; y heme dispuesto a presentarla y ofrecerla a Vuestra Excelencia como propia suya; pues, según derecho, los bienes del siervo son vistos ser del señor”.

Aqui brindamos el texto completo para quien este interesado:

Quizás conocer el origen de las palabras no signifique mucho y no modifique la realidad de las cosas, pero en tiempos en que la aceleración resulta exponencial y pareciera no haber oportunidad de detenerse, merece algún recuerdo aquel que estampo por primera vez el nombre de nuestro país.

Ignacio Calza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s