Historia de una mestiza

Tirame una buena, uno que casi ruega haciendo zapping en la tele. Que el dólar, que la pandemia, que la economía, que la pobreza superando el cuarenta por ciento. Así difícil. Y, sin embargo, en esta cuarentena puedo tirar una buena, buenísima, extraordinaria diría yo aún a riesgo de no parecer objetivo: mi hija escribió un libro. Tiene apenas una docena de años y plasmó en un libro una historia de fantasía extraordinaria. Está bien, este padre peca de  exceso de subjetividad, no muy diferente que esas noticias que no tiran una buena nunca, de derecha a izquierda. Historias pequeñas esas de los medios masivos de comunicación, que se quedan en la coyuntura, que mañana ya son viejas como cuando los diarios se convierten en papel para envolver los huevos. Un libro no, un libro queda, se podrá leer ahora o en veinte años y va a seguir contando una historia formando una unidad más resistente al tiempo. Dejará su huella en los que lo lean, muchos, pocos, pero difícil que sea indiferencia lo que despierta.

Porque es la historia de una mestiza, a la que mi hija bautizó con el nombre Alison, en la historia de un enfrentamiento, de una guerra entre hechiceros y seres humanos en un mundo de fantasía. Una mestiza porque es hija de la pareja que formaron sus padres, un hombre y una bruja. Una historia que cuenta que no se sentía querida en la isla de Dorian, donde vivían los hechiceros, porque era hija de un vil mortal desprovisto de toda magia. Cumple dieciocho años y se va a conocer el mundo de los humanos, de su otra parte, como un intento de encontrar su lugar o sentirse más querida. Historia rica en matices, no decae en intensidad. Descubre que en el mundo de los hombres hay magia escondida, y también una guerra latente que amenaza volver entre los hombres y los guardianes oscuros, hechiceros que se quedaron con gran resentimiento por dolores pasados y quieren comenzar la guerra.  Se encuentra con una tía que la aloja y luego la sorprenden un elfo y un hombre con el que empezará una aventura entre mutuas desconfianzas iniciales y un camino largo hacia el objetivo de encontrar la gema de la inmortalidad antes que los Guardianes Oscuros, que la quieren para vengarse de la humanidad. Duendes, elfos, hombres, mujeres, hechiceros, brujas. Y una mestiza, Alison, la protagonista de la historia.

-Mestiza – la llama con desprecio uno de sus rivales antes de entablar una lucha. El lugar de la impureza, de ser mezcla, crisol de razas, pero curiosamente encarnando la lucha por la libertad como los criollos del siglo XIX argentino. No fueron los españoles ni pudieron los pueblos oríginarios concretar la emancipación de estos suelos, sino los criollos, los mestizos. Como esta mestiza que lucha contra ese desprecio de muchos, junto a un elfo, junto a un humano y encontrándose en el camino con enemigos e incluso un aliado impensado. Porque el libro narra una historia destinada también a remover prejuicios.

En tiempos de tanta realidad, permitámonos la fantasía aunque más no sea como un recreo. Nutriéndonos de una historia de valentía, valores y un crisol de sucesos inesperados. La historia de una mestiza.

Ficha del libro:

Título: Alison Warley y la Gema de la Inmortalidad.

Autora: Guadalupe Giménez

Género: literatura fantástica.

Editorial Argenta, 2020

El libro se vende a precio popular. Los interesados, pueden enviar mail a sgimenez5804@yahoo.com.ar o  mensaje de whatsapp al 156-962-1574. O mensaje directo al Twitter @cuervogimenez79. O contactarse al Ig @mariana.sartore35

Sebastián Giménez. Escritor y trabajador social.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s