Existen historias de la historia que son realmente bellas porque nos permiten sumergirnos en la cotidianidad de personajes que desde chicos solo nos enseñan  desde la grandeza de los acontecimientos. Miramos los grandes seres y sus hazañas y desde allí construimos el pasado.

No es inocente. El modo se inscribe en una manera de ver una historia que solo encuentra verdad en la documentación escrita. Ese tipo de fuentes están mas vinculadas con los sectores de poder de las distintas sociedades. Son los estados los que producen esa comunicación. Encontrar escritos de esclavos presentes en territorio argentino de principios de siglo XIX seria mas complejo, aunque puede haberlos. Para ese tipo de relatos es útil la oralidad. Es allí donde se pueden encontrar otro tipo de narrativas sin tantas pretensiones de ciencia. Es allí donde podemos desmenuzar nuestros grandes personajes y ver que no son solo una fecha sino que nos han dado las bases de un pensamiento nacional que llega hasta la actualidad.

En pleno proceso independentista, Buenos Aires al ver como la guerra se alejaba de sus fronteras comenzaba a retacear recursos hacia la causa. La burguesía comercial  se sentía cada vez mas a gusto con sus vinculaciones británicas y la convicción libertaria se degradaba en libertad de cambio. Los porteños acudían con fragor a las solicitudes recibidas por el ingles Lord Stanford que desde Brasil hacia su juego lobista. Así poco a poco las mercancías extranjeras iban inundando el territorio del ex virreinato para desangrar las economías regionales.

San Martin veía con preocupación estas circunstancias. Fiel a su convicción libertaria no tardaría en pedir la gobernación de cuyo con el objetivo de organizar la guerra por la independencia. Al no tener recursos entendía que se necesitaba de producción local para llevar a cabo una empresa de las magnitudes que tenía por delante. De modo que algunas de las primeras medidas que tomaría tenían que ver con el impulso y protección de la actividad vitivinícola local, una de las más importantes.

Cuenta la oralidad que en una cena diplomática solicitó a uno de sus colaboradores que sirva en una botella española vino mendocino y en una botella mendocina vino español. Cuando llegaron los invitados, luego de beber, el vino español que se encontraba en vasijas mendocinas recibió fuertes criticas por sus faltas en el proceso de elaboración. Por el contrario, el vino mendocino disfrazado de español obtuvo fuertes halagos por su fineza y distinción atribuyendo las mismas únicamente a su carácter europeo. El General al culminar la tertulia informo a los invitados la verdad y les hizo notar que el conflicto de la patria no tenía que ver tan solo con una cuestión de libres o dependientes en términos políticos o economicos, sino también con una emancipación cultural, una descolonización de las mentes.

Quizás no contemos con las fuentes primarias que documenten estos hechos, pero la memoria colectiva no solo se nutre de ellas. Las narrativas se constituyen de elementos variados que se pueden tomar de diversas dimensiones de la realidad. Las palabras del General San Martin son parte de la trama que enhebra una tradición que aun hoy no conoce su destino final. Resuenan en el hervor de un debate que comenzó en el inicio mismo de la Patria. Hoy en día pareciera ser que las latitudes mediáticas descubrieron que la palabra grieta es un buen producto de venta para mentes que siguen tan colonizadas como aquellos degustadores de vino cuyano. Quizás algún día descubran que Don José no es tan solo el padre de la patria ni un feriado ni mucho menos un caballo blanco. Como decía otro compañero de billete, las ideas no se matan. 

Ignacio Calza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s