La historia detrás de la foto

El 24 de marzo de 1976 no es una fecha más en la Argentina, las Fuerzas Armadas protagonizaron un nuevo golpe de Estado. El mandato de María Estela  Martínez de Perón fue interrumpido, faltando poco más de seis meses para una nueva elección presidencial. La Junta de comandantes integrada por el General Jorge Rafael Videla (Ejército), el Almirante Emilio  Eduardo Massera (Marina) y el Brigadier Orlando Ramón Agosti (Aeronáutica) , se erigió como máxima autoridad del Estado, atribuyéndose el poder de fijar las directrices generales del gobierno. Ese mismo día, la dictadura estableció el Estado de sitio; Instaló la pena de muerte para delitos de orden público; removió los poderes ejecutivos y legislativos, nacionales y provinciales; suspendió la actividad de los partidos políticos; cercenó el derecho a huelga e impuso un férreo  control de los medios de comunicación, entre otras tantas medidas restrictivas.

El autodenominado “Proceso de reorganización nacional”  puso en funcionamiento plan sistemático represivo que estableció la división del territorio en zonas y sub zonas, en donde funcionaron, entre 1976 y 1982, alrededor de 340 centros clandestinos de detención (presentes en 11 de las 23 provincias argentinas). Por donde pasaron miles de personas, que en un 90 % de los casos fueron asesinadas. En el primer aniversario del golpe, el periodista Rodolfo Walsh, en su célebre Carta abierta a la Junta denunciaba que en aquellos centros clandestinos, donde no entraba ningún juez, abogado, periodista, u observador internacional, convertía  a la mayoría de las detenciones en secuestros, que permitían la tortura sin límite y el fusilamiento sin juicio .

En ese contexto de ocultamiento, los familiares de las victimas peregrinaban por hospitales; cárceles; Iglesias; morgues judiciales en busca de respuestas sobre el paradero de sus seres queridos detenidos-desaparecidos. Un grupo de Madres, que se encontraban reunidas en la Iglesia Stella Maris, oyó la voz de Azucena Villaflor dirigiéndose al resto de las madres reunidas, Hebe de Bonafini  presente aquel día, la  recuerda diciendo:

Qué ya basta, que no se podía más estar ahí, que ya no conseguíamos nada, que por qué no íbamos a la Plaza ( de Mayo) y hacíamos una carta para pedir una audiencia, y que nos dijeran qué había pasado con nuestros hijos

De este modo nacía, en abril de 1977, la agrupación  de las Madres de Plaza de Mayo, que desde aquel día lucharan por la visibilización y el esclarecimiento de los crímenes cometidos por la dictadura militar argentina.

 

Una imagen recorre el mundo

clarin madre policia.jpg

El 5 de octubre de 1982 Marcelo Ranea, autor de la fotografía de este artículo, se encontraba cubriendo la ´Marcha de la Vida´ convocada por las Madres de Plaza de Mayo. Por aquel entonces la notoriedad mediática del reclamo de los familiares era aún incipiente (recordemos que uno de los pocos registros fílmicos de la ronda de las Madres fue registrado por la televisión holandesa).  El fotógrafo recuerda que aquel 5 de octubre  los manifestantes avanzaban  por la calle Belgrano, y al llegar  a la calle Paseo Colón la policía cerró  toda la esquina con la caballería deteniendo la marcha. Ranea relata que luego  se le oyó decir a  un miembro de la policía:

“Las que van a pasar al otro lado de la valla policial son solamente las madres que estén con pañuelos”. Cruzamos y se produce esta escena de tensión entre  Susana De Legía y el oficial Gallone (cuyo nombre yo ignoraba en ese momento).”

El fotógrafo relata el momento en que Susana De Legía se encuentra con el policía :

estaba totalmente sacada, muy enojada, y el tipo (policía) encontró que tenía dos posibilidades para pararla: o le daba un cachetazo o la abrazaba. Se jugó a la del abrazo

El abrazo duró fracciones de segundos. El autor dirá que tuvo “la suerte de estar parado en el lugar exacto, en el momento preciso” E inmediatamente pensó “la foto yo ya la tengo”. Y partió hacia la redacción.

Para la historiadora María Penhos cada foto se convierte “en un hecho plasmado, en un dato congelado . Barthes  sostenía que la fotografía nos permite el acceso a un “infra-saber” que nos proporciona una colección de objetos parciales . Por su parte, Díaz Barrado  advierte que en la  inmediatez  de la imagen se encierra su fuerza y su peligro. Algo semejante sostiene Peter Burke al señalar que la fotografía presenta dos limitaciones: una es la “fragmentación”, es decir, la necesaria selección de una parte de un todo mayor queda desgajada de su contexto- y la otra, es la “congelación”, derivada de la transformación del movimiento en inmovilidad”.

A la redacción del diario llegaron todas fotos de Marcelo Ranea, desplegadas conformaban la secuencia completa, en donde se podía ver la tensión reinante entre el grupo de Madres de Plaza de Mayo, en especial Susana De Legía y Nora de Cortiñas (que aparece en el plano izquierdo) y aquel oficial de policía.  Sin embargo, el matutino eligió  para la portada aquel instante en que el oficial abraza a De Legía. El 7 de octubre el Diario Clarín editorializó en base a  la fotografía de Ranea, la misma   llevó como título “Más allá de las palabras”, en ella sostenía:

“La foto que este diario publicó ayer en su primera plana, que muestra a una de las ‘madres de Plaza de Mayo’ abrazándose, acongojada, a uno de los oficiales de policía que le impedían proseguir la llamada ‘marcha de la vida’ , y al oficial sosteniéndola contra su corazón, en un acto de servicio y actitud humanitaria, tiene  tal vez más elocuencia que muchas de las palabras que hasta ahora hayan podido escribirse para demostrar que el problema de los desaparecidos y presos sin proceso es una de los más serios que afronta la comunidad argentina”  (Blaustein,Zubieta,1998 p.508)

En su  ensayo “La fotografía como documento social” Giséle  Freund  sostiene con razón, que pocos son los fotógrafos que tienen la posibilidad de imponer su punto de vista, advirtiendo además que:

bastan a menudo muy pocas cosas para dar a las fotos un sentido diametralmente opuesto a lo que pretendía el reportero

Advirtiendo además:

“El uso de la imagen fotográfica llega a ser un problema ético desde el momento en que puede servir deliberadamente para falsificar los hechos”

22 años después de aquella fotografía se registró Carlos Enrique Gallone fue citado a comparecer a la justicia acusado de crímenes de lesa humanidad.  En medio de su declaración testimonial expresó:

Yo tengo buena relación con los organismos de derechos humanos. Soy el que aparece en la foto con una madre de Plaza de Mayo.”

Su estrategia no prosperó: la justicia lo procesó como partícipe de la Masacre de Fátima en agosto de 1976.

La circulación de  imágenes fotográficas  a través de  los grandes Medios de Comunicación quedó sujeta a los designios  de la censura, y así como también, en muchos casos  a la autocensura. En este contexto, la pretendida ecuación fotografía verdad (Penhos,) se ha  puesto en tela de juicio. Como sostiene Freund:

la objetividad de la imagen no es más que una ilusión. Los textos que la comentan pueden alterar su significado de cabo a rabo

Sin embargo, ese deseo de querer “arrebatar algunas imágenes a esa realidad”, que estuvo presente durante el genocidio nazi volvió movilizar a muchos reporteros gráficos argentinos, que más allá de las líneas editoriales de los Medios masivos de comunicación de aquel entonces, dejaron registrado el atropello a las garantías individuales, así como también la decidida postura de aquellos que resistieron. Como sostiene Ranea:

Creo  que lo más importante que tiene esta foto es que fue tapa del Diario más importante del mundo de habla hispana: Clarín. Fue tapa del Excélsior, el New York Times y 8 o 9 diarios del mundo (…) 5.000.000 de tipos a largo y ancho del mundo ese día hablaron del tema de los desaparecidos en la Argentina[1]

Y concluye:

En cierta forma me siento responsable, junto a la camada de los que salimos a arriesgar el cuero en esa época, de que hoy estemos viviendo en democracia”

Juan Granero

 

Fuentes consultadas

“Historia de una foto: el abrazo partido” (S.F.) recuperado de https://viapais.com.ar/documentos/314364-el-abrazo-partido-por-marcelo-ranea/

 

“Fotos. Retratos de un país” (S.F. ) Recuperado de http://encuentro.gob.ar/programas/serie/8265/7559?start=

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s