El chori y la coca. La esquina y la cumbia. La botella cortada al medio y las topper. El asado y el vino. Por la felicidad del encuentro en fin de semana y la calma que brinda el crepitar de una brasa. Por la tortilla comprada antes de subir al tren. Por la pizza y la birra. Por la vuelta de las populares a precio popular. Por las banderas, los trapos y las canciones. Por los festejos patrios y el pastel de papas. Por el truco, el envido y el cabeza que se inventa una parrilla. Por el fernet con coca. Por la familia. Por los compañeros muertos, desaparecidos o presos. Por Néstor, Perón y Evita. Por la solidaridad compañera. Por la vuelta de la política. Por el paraguayo que se junta en una ronda a ahogar su jornal cuando sale de la obra y por su humo de viernes. Por el boliviano que te vende verdura a las diez de la noche. Por Latinoamérica unida. Por la Patria Grande. Porqué el Che era uno de los nuestros. Por las marchas bajo la lluvia, los palos y gases. Por los pueblos originarios. Por Santiago y Nahuel. Por Sandra y Rubén. Por la Educación Pública y Gratuita. Porqué gatillo fácil nunca más. Porqué neoliberalismo nunca más. Por la épica y los mitos. Por los trenes reventados de laburantes cuando nos venden que al argentino no le gusta trabajar. Por el plan que garantiza el alimento. Por los vendedores ambulantes. Porqué el conurbano destila realidad. Por los viejos con piel quebrada que se duermen a la vuelta. Porqué el mercado no distribuye los recursos. Por la igualdad. Por las conquistas. Por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Por las mujeres. Porqué fueron 30.000. Porqué el esfuerzo no es el mismo para todos. Porque la meritocracia es una mentira. Porque el pobre nunca tiene la culpa. Por las contradicciones que nos humanizan. Porqué si pensamos distinto no somos delincuentes. Porqué la vida vuelva a estar organizada. Por la industria. Por Malvinas. Por El Diego. Por Cristina. Por la democratización de la justicia. Por la ciencia. Por la separación entre iglesia y Estado. Por el sur de la Ciudad. Por la vieja. Y porque los días mas felices fueron, son y serán Peronistas.

Ignacio Calza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s