Un escenario vacío, un libro muerto de pena
Un dibujo destruido y la caridad ajena.

SUI GENERIS

Uno apoya al que esta débil. Ayer presenciamos marchas en diversos puntos de la Capital Federal y el corredor norte. Esa gente “bien”, que es la que importa y se visibiliza. Fuerza Presidente. Se vio un Macri desencajado y eufórico, por fin tenía su 17 de octubre, a media plaza… “Lo damos vuelta, lo vamos a hacer”. Fue una semana difícil para el primer mandatario. Pero su núcleo duro lo entendió.  

¿Qué siente Mauricio Macri cuando ve que sus amigos periodistas y medios salen a pegarle por primera vez durante su penoso mandato? ¿Cómo reaccionó el Presidente? Como  siempre: Echando culpas a los empleados. Un modus operandi casi patológico, desde SEVEL a la Ciudad y hoy por fin en la Presidencia. Todos negros, los que votaron, todos negros. Como dijo Diego Capusotto: “Se creen dueños de un país que detestan”

Ninguna encuestadora pudo predecir la paliza electoral de Alberto que todos conocemos. La sorpresa en el establishment  periodístico fue total, pero ninguno tuvo el error del Presidente de echarle la culpa a los consumidores-ciudadanos-televidentes, entendieron la regla de oro de la democracia griega: el cliente a veces tiene la razón.  

Así todo el campo popular se ha mantenido calmo, festejo sí, se desahogó, no es para menos. Pero aquí pongo un reparo tal vez una advertencia: A la gente le gustan los héroes. Durante la toda la campaña pre PASO veíamos al gran diario argentino ir titulando más como deseo que realidad (Después la supimos) “Macri descuenta a 4 puntos la diferencia con Fernández”; “Vidal se acerca…” semana a semana y cosas así. 

No hay mala praxis periodística. Sino varios estaríamos fritos. Pero se intentó construir el relato del héroe, el muchacho que lucha contra todos los obstáculos y finalmente obtiene la victoria. Houston tenemos un problema, nada de eso paso.

Sin embargo un exceso de triunfalismo en la filas del campo popular colocaría al grupo cambiemita en un lugar que no queremos: En un gobierno débil que es cuasi destituido por la bestia negra peronista. La gente cuando ve un partido quiere siempre que el Granada le gane al Real Madrid. 

 No es necesario que los troskoskirchneristas asuman que una corte presidida por el cuervo Larroque juzgará a todos los traidores. Llámense a silencio, también quienes ven a Alberto Fernández como una reencarnación de Alfonsín y hace diez minutos lo veían como el traidor de la 125 o el lobbista de Repsol.  

Parafraseando a Napoleón cuando el oponente se equivoca, nunca hay que distraerlo.  Los manifestantes ayer mostraron su peor cara, agresiones a periodistas de C5N y declaraciones que dieron rienda suelta a un racismo atragantado. El microclima porteño, una ciudad en la que Elisa Carrió saco más del 50% de los votos y habita un odio que no conviene olvidar como decía el gordo Soriano.

 

Carlo Magno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s