Yo laburé en este barrio,

en alguna de estas terrazas clonadas,

en un mediodía de monedas contadas…

 

Yo sostuve un tanque de agua

mientras mi jefe ajustaba unos caños color carne

 

Yo miré el cielo turquesa,

extravié mi rostro de la sombra hacía el calor bueno del sol,

entrecerré los ojos

y por un segundo no estuve ahí

o aquí

 

Yo anduve por este barrio

vestido de trabajo,

manchado de hastío,

con tres monedas de un peso en el bolsillo tintineando,

demandando

 

yo conozco estas calles,

en alguna terraza aún sostengo ese tanque

mientras ahora el viento entra por la ventanilla

y me pregunta

a dónde quise ir todo este tiempo.

Juan Zirpolo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s