Jimmy Manoenlalata Durán.

Asesor de imagen, publicista, influencer.

Me contrataron los peronchos, porque dicen que quieren entrar en la política del siglo XXI. Una facción de ellos, los troskokirchneristas me pidieron también asesoramiento, pero estoy intentando hacerles entender desde hace tres años que Néstor no vino de Sierra Maestra, sino de El Calafate. Hasta ahora no logramos avances.

En tanto, los troskos reunidos en el congreso general del FIT realizan la asamblea número 334.427 del mes de junio para decidir conjuntamente si se oponen a la invasión de Estados Unidos en cualquier parte del mundo. Su declamación constará en hacer un cartel: “Fuera yanquis. Fuera el FMI. Fuera, fuera vanidoso fuera” (la cantante Karina, ex del Kun Agüero es del FIT). En el próximo plenario tratarán mi contratación y el tipo de letra de la Izquierda Diario. Times New Roman y Calibri son lo mismo, dicen.

Pero volvamos al tema de la nota. Un grupo de peronchos tercermundistas me contacto y nos reunimos en Puerto Madero. Uno de los líderes peronchos, me hizo el siguiente planteo: “Queremos recuperar el poder. En este momento trascendental en el que están en juego los destinos de la Nación, es de vital importancia recordar la frase que el intelectual Antonio Gramsci dijo en el transcurso de su ponencia frente al Partido Comunista Italiano, en el verano del 92 junto al compañero Nahuel Mutti “Recuerde camarada, la realidad está definida con palabras. El que controla las palabras controla la realidad, por lo tanto todo el tiempo que pierde compartiendo fotos en redes sociales sobre perros abandonados por sus dueños o quejándose de que el final de la serie Games of Trones fue una poronga, úselo políticamente”.

Todo eso me dijeron. Yo les pregunté si tenían los verdolagas, la viva, la viyuya, la guita. Me pareció bien, muy bien su contraprestación. Desde ahora y hasta que dure el contrato seré un soldado de perón.

Por eso, el principal interrogante es: ¿Qué vamos a hacer en los meses que faltan hasta octubre para que se vaya Macri?

Si usted es uno de los argentinos que se hicieron ese cuestionamiento está leyendo las páginas correctas.

Si usted es una argentino que va a votar la formula Macri-Vidal vayase bien a la puta madre que lo pario. Disculpen las feministas, no tengo insultos inclusivos por el momento.

En esta columna semanal pondremos a su disposición The Manual of the perfect vote collector, un curso que di en la universidad de Michigan, una guía para evitar que su cuñado gorila, su amigo equivocado o su compañero de trabajo medio marmota vote por Cambiemos. Además, en esta columna compartiremos experiencias de gente que ya está incursionando en este maravilloso mundo del proselitismo persona a persona, para aprender de esa manera de las/os/es compañeras/os/es que están embarcados en este viaje en el cual intentamos convencer a un votante de Macri de que no debe hacerlo, un grupo de gente cada vez más amplio que cada día le rompe un poco las pelotas a una de esas personas que quieren seguir sacrificando a sus compatriotas en aras de un futuro en el que, finalmente, nos convertiremos en un país serio en el que no habrá peronistas, ni zurdos, y mucho menos pobres (o mujeres pobres embarazadas, lo cual es infinitamente peor).

Hoy en The Manual of the perfect vote collector vamos a hablar sobre cómo convencer a una persona paranoica de que votar al oficialismo es la peor opción posible.

El primer paso es definir qué es un paranoico. Sí, vamos a transcribir la definición de Wikipedia, que es lo más importante que inventó el ser humano después de la Coca Cola y los Jorgito, los mejores alfajores del mundo si tenemos en cuenta la relación entre precio y calidad. Copiamos textual de eso se trata el periodismo: “El trastorno delirante o psicosis paranoica es un trastorno psicótico caracterizado por ideas delirantes, no extrañas en ausencia de cualquier otra psicopatía significativa”.

El paranoico del que vamos a hablar esta semana es aquel que tiene tendencias a creer todo tipo de teorías conspirativas y que se siente perseguido y observado cuando usa el Facebook o cuando se toma un bondi en Laferrere y paga con la tarjeta SUBE, que todo paranoico que se precie de tal sabe que es un medio de pago electrónico inventado por La Cámpora, con tecnología brindada por el gobierno venezolano, para poder rastrear el recorrido diario de la gente.

Acá están, estos son algunos tips para encarar al paranoico que vota a Macri.

-Susurrar al oído de un paranoico que Macri pertenece a una logia secreta o algo por el estilo, que intenta conquistar el mundo. Recuerde compañero, que nunca está de más exagerar. Hoy en día, la más popular de estas organizaciones secretas es la de los Iluminatti. Si se toma el trabajo de googlear quienes son iluminatti, verá que todo personaje importante está sospechado de serlo. Otra opción, es decir que Macri es masón, una logia con mucha tradición y arraigo en este país.

-Asegurar que el gobierno macrista pactó con las potencias mundiales para dejarlos entrar al país y saquear nuestros recursos naturales y robarse nuestras mujeres. Es importante remarcar lo de las mujeres y hacer énfasis en que esas mujeres son “nuestras”, tocar el sentimiento machirulo de la posesión de la mujer es un buen punto. Respecto a los recursos naturales, vienen siendo efectivamente saqueados. Los datos al respecto son fácilmente rastreables.

-Macri es sionista. Aquel que cree esta afirmación seguramente tendrá un componente importante de hijadeputez. Si bien será difícil de convencer a este tipo de argentino de que debe votar a Alberto Fernandez o algún candidato de izquierda, es posible que al menos podamos redireccionar ese voto hacia un candidato menos dañino, como José Luis Espert o el Partido Humanista, si es que todavía existe. Porque, lamentablemente para estos tipos de votantes, Biondini no se puede presentar.

-Macri nos esconde la realidad al respecto de la forma del planeta Tierra. Para decirlo de otra manera, Macri posee la evidencia de que la Tierra es plana pero no quiere dar a conocer esos datos. No hay ningún motivo para que alguien quiera esconder esa supuesta evidencia. De todos modos, los que creen que la Tierra es plana ya hace rato que se olvidaron de las palabras “evidencia”, “cordura”, “argumento”.

-Confirmar que Macri utiliza los aparatos del estado para espiar rivales y/o oponentes con el fin de extorsionar empresarios, políticos y activistas….  Ah no… eso ya lo sabe todo el mundo y a nadie le importa. Mala mía…

– Macri intenta hacer desaparecer del padrón electoral a una buena parte de los jóvenes de 16 a 18 años para así sacar de juego a una franja electoral que le es adversa. Ah no, ok me dicen por cucaracha que eso también le chupa un huevo a todos.

Tenemos otras estrategias, pero no las podemos revelar hasta que no sigan llegando transferencias desde el bunker peroncho. Ya saben mi CBU.  Por ahora, les dejo solo estos tips de estrategias comunicacionales que tanto nos hacen falta. Porque como decía el general: “No se debe ser fuerte en todas partes para vencer políticamente, es suficiente ser más fuerte en Instagram y en Facebook”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s