Cristina pateó el tablero. Es un jugador diferente, está a tres o cuatro pasos que los demás mortales, incluso de los mismos que se encuentran en sus filas. La banda del Kirchnerismo mágico entiende a la política argentina como un juego de buenos y malos, piensan en su argumentación dicotómica que no hay necesidad de negociar, transar, rosquear. A estuvo con B por eso Z. Ven traidores por todos lados o tienen un purismo que se los asemeja más a un grupo Troskirchnerista que a otra cosa. No les gusto Scioli en su momento y por eso les sorprende que Alberto Fernández sea finalmente el candidato del espacio popular. 

Alberto Fernández fue nombrado en dos oportunidades en la presentación del libro de CFK, viene desde hace un tiempo, como ningún político lo ha hecho con tanta claridad, intentando generar un armado de unidad. Entiende el contexto actual y lo ha entendido cuando rompió de las filas kirchneristas con críticas a las conducción. Ha sido el Jefe de gabinete qué más tiempo estuvo en el cargo, desde los inicios con Néstor.

Si se lo piensa en retrospectiva, los pasos que ha dado CFK son dignos de Kasparov, una gran ajedrecista. Comienza por juntarse con diversos dirigentes mediante la reconciliación con Alberto, tal vez uno de las pocas personas que se le plantó a Cristina en cuestiones estratégicas. Se muestra conciliadora, no es agresiva, contrato social, habla con calidad y claridad. Al mismo tiempo que es perseguida judicialmente, en una campaña feroz. Cuando la Corte Suprema retrocede en chancletas y le da al partido Judicial la posibilidad de comenzar a juzgarla… ella mueve las piezas: Fernández- Fernández, la fórmula de la nación.

La ex Presidente citaba la frase de “La experiencia es un peine que te dan, cuando te quedas pelado”,  atribuida al gran Ringo Bonavena. Esperemos que los Troskokirchneristas entiendan que deben apoyar a Alberto, que el error gravísimo de no haber apoyado a Scioli no puede volver a repetirse. Ella mismo en su libro reflexiona sobre ese episodio histórico.

Alberto Fernández es el candidato y ya debemos comenzar a militarlo, a quererlo y protegerlo.

Cristina y Néstor no bajaron de Sierra Maestra. Construyeron políticamente alianzas de poder o como decían por los pasillos, ” Néstor es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta” Sino pregúntenle a Duhalde…

Las estructuras económicas y sociales se han modificado. No hace falta enumerar que pasaron cosas. El futuro será duro y los poderes reales contestaran con dureza, pero una esperanza es promisoria y CFK nos la ha mostrado. La salida es política y de la buena.

 

Carlo Magno

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s