José Ber Gelbard, la centralidad y el acuerdo social

Sentado muy cómodo en un sillón frente a las cámaras de la señal de cable LN+, el periodista y escritor Jorge Asís suelta una de sus frases habituales: “Es tanta la centralidad de la doctora que basta que mencione a Gelbard para que todos los programas al día siguiente empezaran a hurgar sobre quien fue José Ber Gelbard.”

El nueve de mayo pasado Cristina Fernández de Kirchner presentó su libro “Sinceramente” en la Feria del libro. A pesar de la lluvia, miles de personas fueron a escuchar y ver a la líder opositora, que acababa de sacudir el mundo editorial. Al analizar el país que se viene luego de las próximas elecciones, dijo lo siguiente: “Va a ser necesario un contrato social de todos los argentinos y de todas las argentinas. Con metas verificables, cuantificables, exigibles. Yo me acuerdo del pacto social de Perón y Ber Gelbard, un gran dirigente empresario. Nos hacen falta dirigentes empresarios de esa magnitud, dirigentes empresarios que piensen a la empresa como un instrumento de desarrollo del país y no solamente como instrumento de su desarrollo personal. (…)Sin que nadie se enoje ni se ofenda, creo que el último gran dirigente empresario que tuvo el país fue José Ber Gelbard.”

Tal y como dijo “El Turco” Asís, todo lo que dice Cristina, hoy más que nunca, tiene repercusión hasta en los tímpanos de los que se tapan los oídos. Los noticieros, los diarios y las revistas se lanzaron a la caza del personaje: ¿Quién había sido José Ber Gelbard?

Si los medios hubieran estado más atentos a los discursos de la ex mandataria hubieran descubierto que no es la primera vez que se refiere a quien fuera Ministro de Economía del tercer gobierno de Perón.

En un discurso para jóvenes militantes brindado en 2015 en Casa Rosada, Cristina habló sobre el primero de mayo de 1974, cuando Perón pronunció el fatídico discurso en el que trataba de imberbes y estúpidos a los jóvenes que gritaban en Plaza de Mayo.

“Me tocó a mí ser joven como ustedes y militar”, dijo Cristina. “Este viernes primero de mayo, se cumplen cuarenta años de un momento trágico en la historia del peronismo, que fue el desencuentro de Perón con los jóvenes. Un desencuentro que yo viví muy cerca en la facultad cuando me peleé con varios compañeros porque era una de las que sostenían que la conducción de Perón no podía discutirse y que no podíamos enseñarle a quien había conducido al pueblo desde 1945 y desde el exilio a todos los triunfos, más allá de los aportes que esa juventud había hecho para el retorno de Perón a la patria. (…) Aquel desencuentro fue trágico para el peronismo, pero fue más trágico para el país porque permitió que durante décadas, salvo breves interregnos, la juventud no se acercara a la política. Lo hizo con el advenimiento de la democracia, pero rápidamente por hechos que son de público conocimiento se perdió aquello también. (…) Por eso, yo les contaba que discutía con algunos compañeros, con los cuales terminé peleada porque se discutía la conducción de Perón. Si uno lee el plan económico de José Gelbard era francamente transformador y yo les diría revolucionario. Sin embargo, desde nuestras propias filas se lo acusaba de burgués y de pequeño burgués.”

Ber Gelbard fue un inmigrante polaco de origen judío, que se convirtió en empresario, se afilió al Partido Comunista, fundó la Confederación General Económica (CGE) y fue Ministro de Economía entre 1973 y 1974. Si les interesa saber más sobre el personaje pueden ver el excelente documental “Gelbard. La historia secreta del último burgués nacional”, hecho por María Seoane y Carlos Castro que pueden encontrar en YouTube.

No es el interés de esta nota ahondar más en la biografía del personaje, sino rescatar un fragmento del libro “Vida de perro”, que contiene las conversaciones entre Horacio Verbitsky y Diego Sztulwark. Vertbitsky, el periodista argentino que fundó recientemente el portal de internet “El Cohete a la Luna”, analiza los primeros años de la convulsionada década del setenta y expone una interesante reflexión sobre el momento previo al advenimiento de la oscuridad dictatorial que puede ayudarnos a descifrar porque la figura de López Rega es más conocida en la actualidad que la de José Ber Gelbard.

“Me impresiona mucho la desconexión que hay entre los hechos objetivos y la conciencia de los actores; cada vez que repaso este período”, dice Verbistsky, “vuelvo a asombrarme. Hoy sabemos perfectamente, gracias a los estudios económicos de Eduardo Basualdo y de sus compañeros, especialmente Daniel Azpiazu y Hugo J. Nochteff, que la experiencia de la sustitución de importaciones estaba llegando a un punto de maduración que permitía pensar un salto de calidad hacia una nueva etapa de desarrollo autónomo sostenido, con autonomía tecnológica.

Hace unos años, Naciones Unidas me convocó para trabajar en la revisión crítica del Informe de Desarrollo Humano. Entre el grupo de asesores que evaluaba el informe estábamos Aldo Ferrer y yo. Uno de los autores del informe, el economista argentino Bernardo Kosacoff, planteaba que el golpe se había producido cuando el proceso de sustitución de importaciones estaba agotado. Basualdo, con quien yo coincido, sostiene todo lo contrario: el golpe se hizo para impedir ese salto. En aquel momento, por ejemplo, Fate había sumado a los neumáticos la producción de aluminio y el desarrollo de la electrónica con Cifra. La empresa informática de Fate, creada por Gelbard, estaba muy cerca de la punta tecnológica mundial. Las calculadoras que se fabricaban en la Argentina, entre 1973 y 1975, se aproximaban a lo máximo que se podía fabricar internacionalmente. Ésa fue una de las primeras cosas que destruyó la dictadura.”

 

Sebastián Pujol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s