Matías Lammens: Un Santo viene marchando

-Hola vinimos a hacer una entrevista a Matías.

La recepcionista marca el interno, nos pide que esperemos.

Esperamos en Ñuke Mapu SRL, la distribuidora de vinos propiedad del presidente de San Lorenzo, sobre la calle Pavón, corazón de Boedo.

Nos hacen pasar, entre Pallets de cajas de vinos y empleados que saludan. Subimos las escaleras, y nos recibe Matías. Somos muchos: fotógrafo, redactores de la revista y algunos activistas barriales.

Lammens nos dice que mejor vayamos al edificio de enfrente, al quincho, un salón enorme con una parrilla, pero con las comodidades para hacer política… deportiva y al parecer de la otra.

– ¿Toman mate ustedes? -dice el presidente de San Lorenzo. Aceptamos, por supuesto, y así comenzó la entrevista en la cual entendimos porque Matìas Lammens es peligroso para el sistema político. Es lo que se llama un outsider. Un tipo por fuera de la matriz, de esos que asustan en estos tiempos. Básicamente porque ganan elecciones y  dicen cosas como: “Nosotros tenemos vocación de ganar y cambiar las cosas. Sino, me quedo en mi casa. Soy un tipo feliz, tengo a mi hija, amigos con los que juego al futbol. Me meto para ganar, no para tener tres o cuatro legisladores, unos contratitos. Esa es una diferencia manifiesta con los demás: queremos ganar la Ciudad y ser una alternativa de poder real”  

 

Revista Marfil-  A principio de año, el Gobierno de la Ciudad, tuvo que ir para atrás con el cierre de las escuelas nocturnas. ¿Qué opinas de eso?

Matías Lammens- Tuvieron que recular en chancletas con el cierre de las nocturnas. Era algo que no les pasaba. Cualquier cierre de escuelas es complicado, pero las nocturnas son del tipo que labura. Le estas metiendo la mano a aquellos a los que más se le tiene que garantizar ese derecho.

RM- Se contradice un poco con el concepto de meritocracia que pregona el gobierno.

ML- Es una gran mentira la meritocracia. ¿Qué es lo meritocrático de Macri? Hablan de meritocracia sin que las condiciones básicas sean iguales para todos. Si un pibe tiene nueve años y ya le están ofreciendo paco, es muy difícil.

RM- El concepto llega a muchos espacios, ¿cree que la docencia es uno de ellos?

ML- Hay una intención de estigmatizar a los docentes y la verdad es que al noventa por ciento hay que hacerle un monumento en la puerta de la escuela. Históricamente en la Argentina tuvieron un salario por debajo de la media. Lo hacen con una vocación enorme. La nueva generación ya sabía que los sueldos eran malos e igual fue y estudió eso. La estigmatización está construida sobre un relato.

RM- Se siente un manto privatizador. La secretaria de deportes se degradó y ahora es una agencia. con la posibilidad de que inviertan los privados. ¿Cuándo invierte un privado en un atleta?

ML- Sin ayuda del Estado, el atleta no llega al nivel que interesa a los privados. Pero, por otro lado, también están los intereses inmobiliarios de tres vivos que hacen negocios. Vendieron el Tiro Federal, van a vender el CENARD y atrás está el Romero Brest. Increíble.

RM- Estás llegando al final de tu mandato en San Lorenzo, ¿irías por una nueva candidatura?

ML- En San Lorenzo no puedo porque nosotros cambiamos el estatuto para que no se pueda reelegir. Hablaremos con todo el grupo nuestro para ver quién continúa. Toda la vida voy a estar vinculado al club, pero también hay ciclos que se van cumpliendo. Hay un desgaste. Cuando llegamos el club estaba quebrado. En los últimos cinco años ningún club creció como San Lorenzo en términos de instalaciones y masa societaria. Ni Boca ni River. Sin contar la Copa Libertadores y la Supercopa. Crecieron disciplinas como el Básquet, el Futsal o el Hockey. En la ciudad deportiva la colonia se llena siempre. Pero el fútbol en Argentina es muy cortoplacista y cuando los resultados no llegan la oposición cobra robustez.

RM- ¿Siguen teniendo contacto con Bergoglio? Es muy impresionante que el papa tenga ese fervor sanlorencista.

ML– Yo no tengo contacto con él, sólo a través de gente conocida. Su fanatismo no es nada impostado, es de Flores, iba con el padre a la cancha, es todo verdad. Además, para mí fue un cambio fuerte en la iglesia católica. Nosotros trabajamos con gente que él tiene acá, con el padre Gustavo, por ejemplo. Son del estilo de los curas tercermundistas. Hacen un gran trabajo. No me gustó su postura con respecto al aborto, pero bueno es el Papa…

RMCómo ves el futuro del debate del aborto? Si bien no se consiguió en el congreso, el tema está en la calle y las mujeres vienen movilizándose.

ML- Para mí fue una revolución lo que pasó con el aborto. Hay algo que está pasando que es el empoderamiento femenino y el cambio de hábitos, hasta en tipos que nunca nos consideramos machistas, en situaciones cotidianas que vos, sabiendo que no sos machista, culturalmente las traías porque viviste en determinados valores. Para mí, eso es lo más fuerte de todo. Porque todos nos estamos planteando situaciones en el discurso. Además, fue muy impresionante y alentador ver en las marchas a chicas tan jóvenes. Los colegios secundarios totalmente movilizados, chicas de 16, 17 y 18 años. Se empezó a dar a partir de eso un debate político que atravesó ideológicamente todo. Por ahí había algunos del PRO que apoyaban. También es verdad que las chicas se pudieron replantear a quién votaron, a quién van a votar, etc.

RM- ¿Pensás que va a jugar políticamente en cada uno de los partidos?

ML- No sé si políticamente, pero creo que va a tener una representación electoral la actitud tomada en ese momento. En medio del debate por el aborto legal Larreta le consagró su gestión al Sagrado Corazón de Jesús.

RM- El gobierno nunca tuvo voluntad real de avanzar con la ley.  

ML- No, no la tuvieron. Son los grandes globos de ensayo que hacen ellos. Tiran temas grandes cuando necesitan cambiar el tema de conversación. La discusión por el aborto legal se les fue de las manos porque la sociedad la tomó y la hizo propia. Para este año se viene la legalización de la marihuana. Va a haber un par de globos de ensayo para que hablemos de otra cosa.

RM- ¿Es posible que algún candidato se postule sin tener una posición tomada sobre el aborto?

ML- Yo creo que no. Las organizaciones feministas no lo van a permitir. Estuvimos reunidos con varias escritoras feministas, algunas de ellas precursoras en el Ni Una Menos y del Paro del 8 de Marzo y nos decían que hace siete años eran doscientos y hoy en las asambleas son tres mil.  Esto no va a parar más. Hay algo subterráneo que está pasando, que no se detiene y no es solo en lo respectivo al aborto.

RM- ¿Cómo se encuentra San Lorenzo en el fútbol femenino?

ML- El fútbol femenino es un camino largo para desandar. Es amateur. El problema principal es que no genera ingresos. ¿Cómo lo bancas? Hay que empezar a trabajar. Es tan fuerte la movida que ahí sí va haber marcas queriendo apoyar. En la presentación de la camiseta, San Lorenzo fue el primer club en presentar a las mujeres con los hombres.

El fútbol es un ambiente muy machista, un lugar muy reaccionario. Lo único que importa es el resultado del domingo. Si vos pones en Twitter: “Qué barbaridad, liberaron a los asesinos de Lucía” te contestan “Dale pelotudo, compra un jugador”. ¿Qué tiene que ver? Aparte de ser de San Lorenzo, vivo. Quiero que mi hija vaya a la escuela pública.

RM- San Lorenzo es un club con mucha historia política.

ML- No sé. Creo que es a partir de nosotros. Antes estaba bastante despolitizado. Pero San Lorenzo es muy particular, eso seguro. Porque además del fútbol, ningún club tiene algo tan especial como el desafío de la vuelta a Boedo. Esa cosa épica, romántica…

RM- Unos de los Clubes más golpeados por la dictadura.

ML- Es que para mí la historia de San Lorenzo es la historia de la clase media Argentina. De 1908 para acá le fue bien con tal, le fue mal con tal, hizo la cancha con tal otro. Es la historia de la clase media Argentina y por eso me parece que el fútbol es una gran oportunidad para comunicar algunas cosas que sean disruptivas. Por ejemplo, íbamos a hacer con Arredo (empresa argentina especializada en productos para el hogar, que tiene una gran política de inclusión) una campaña de desconstrucción del machismo durante un clásico contra Huracán, que consistía en un montón de fotos de hombres que se quedan cuidando a sus hijos mientras las mujeres van a trabajar. La verdad es que los que estamos en este debate somos una minoría, pero el debate va ganando lugar. Si un tipo viene a la cancha de la loma del orto y le mostrás algo de este estilo te va a decir: “Dale boludo, poneme una foto del Pipi Romagnoli”, pero sin duda ese tipo no lo vería en otro lado. El fútbol es un instrumento, desde ahí se puede hacer visibles los conflictos, como cuando pusimos la bandera por Santiago Maldonado. Nos lo prohibieron, llamaron para que las saquemos. Nos volvieron locos.

RM- Los cantitos antiMacri empiezan en San Lorenzo.

ML- A eso yo no le doy una connotación política. Jugábamos contra River, no nos cobraron un penal y ahí empezaron a cantar.

RM- Recién hablabas del fútbol como pantalla. D´onofrio, en todos los lugares donde lo entrevistan, habla sobre educación. Se lo ve con vocación política. ¿Articulás con él?

– La verdad que no. Tengo buena relación y me parece un dirigente honesto. Eventualmente, si nosotros armamos algo él va a apoyar. Le perdí un poco el rastro. No sé en qué está. En su momento, él pensaba en un armado con Manes. Yo estuve con Manes. No digo ni bueno ni malo. No lo conozco. Armar cosas con gente que uno no conoce es peligroso. A mí no me gusta desideologizar la política. Es peligroso. Es importante lo que pensamos y de dónde venimos. Yo soy el primero que dice que la grieta es algo que atrasa. Pero no da todo lo mismo. No estoy de acuerdo con que nos unamos todos sin importar las diferencias. Es un discurso que pega mucho, pero es un peligro.

La ideología se manifiesta en la asignación presupuestaria. Nosotros tenemos vocación de ganar y cambiar las cosas. Sino me quedo en mi casa. Soy un tipo feliz, Tengo a mi hija, amigos con los que juego al futbol. Me meto para ganar, no para tener tres o cuatro legisladores, unos contratitos. Esa es una diferencia manifiesta con los demás. Queremos ganar la Ciudad y ser una alternativa de poder real.

RM- Concretamente, ¿Cuáles son las principales problemáticas de la Ciudad?

ML- Lo primero que tiene que pensar la Ciudad es una reforma educativa profunda, sobre todo en las vacantes escolares. La educación tiene que ser de calidad y tiene que tener la capacidad de albergar a todos. Se puede hacer y es sensato planearlo porque la Ciudad tiene un presupuesto increíble. Habría que presentar un plan a largo plazo. Convocar un gran acuerdo con todos los que tienen que ver con la educación.

Nosotros como progresismo nos debemos también una discusión sobre la seguridad. Lo tenemos que hablar. Si no lo hablamos nosotros lo habla la derecha. Si vos le preguntás a diez tipos acá en la esquina cuál es su principal preocupación, ocho te van a decir “la inseguridad”, a pesar de que es una ciudad segura. Hay que brindar una opción no punitivista, no con las taser. Pero lo tenemos que hablar.

La seguridad incluye todo. Por ejemplo, el tema de transporte. Tiene que tener una perspectiva de género y de seguridad. ¿Cómo hacemos para que la chica que está esperando un colectivo en Pompeya a la noche esté segura? Creo que es algo para atender rápidamente.

El tema salud va a ser cada vez más un problema. Nunca estuvo en el debate de la Ciudad. Hace cincuenta años que la Ciudad no construye un hospital. El de Lugano nunca lo pudieron terminar. La red de salud pública de la Ciudad de Buenos Aires era una de las mejores de América Latina.

RM- ¿La urbanización de las villas puede ser posible?

ML- Es posible, pero debe tener un sentido claro de para qué y cómo. Si la primera villa que se urbaniza es la que tiene los terrenos más caros no sirve. Hay que tener cuidado con ese tema y que no haya un proceso en el que después la persona se tenga que ir del terreno por lo que vale. Hay que tomar una decisión política fuerte. La que más conozco es la 1-11-14. El problema principal de la gente ahí es el narcotráfico. No solamente por el paco, al alcance de los pibes, los vecinos te dicen: “Cierro la puerta porque hay tiros de noche”.

RM- ¿Eso tiene relación con los barrabravas? ¿Se puede regular desde la dirigencia del fútbol y desde AFA?

ML- No creo que algún dirigente deportivo pueda regular eso. Puede colaborar. Un dirigente deportivo no tiene capacidad, ni legislación para hacerlo. En San Lorenzo hay muchas batallas que dimos, inclusive contra la barra, con entradas para el mundial; y ustedes pudieron verlo, yo camino por la calle sin seguridad, llevo a mis hijas al colegio. Y la mayoría de los barras trabajan en el Estado o en gremios.

RM- Saliendo un poco del ámbito local, es sabido que sos simpatizante de la Revolución Cubana.

ML- Cada vez que habló de Cuba me salen a pegar Clarín y los demás. Cuando hablé de Fidel salió una editorial de Roa (periodista de Clarín) al otro día diciendo que no por leer a Fidel se amanece político. Y decía: si leyó a Fidel, seguro también leyó a Chávez.

RM- ¿Qué opinión tenés con respecto a lo que está sucediendo en Venezuela?

ML- Hay que ser muy claro con respecto a Venezuela. Lo primero que hay que decir es que es un muy mal gobierno. Tiene una emergencia y la comunidad política internacional, sin alterar el orden público, debería intervenir. Dicho esto, cualquier intervención de EEUU en América Latina a mí me preocupa, me trae a la mente lo peor del continente. No le hacemos ningún favor a la región diciendo que debemos apoyar a Maduro. Es imposible apoyarlo. Hay tres millones y medio de emigrados en los últimos años. Es una crisis grave, hay brotes de epidemias. No le atan los cordones a Cuba. Hay una crisis de Sarampión, por ejemplo. En Cuba no hay desnutrición, no hay gente viviendo en la calle.

Ahora bien, como aclaro esto, digo por ejemplo que el otro día Pepe Mujica dijo: “Cuando sos un país tan rico en petróleo es muy difícil hablar de soberanía”. Algo de eso hay. Cualquier intervención de EEUU no me gusta. El vicepresidente hablándole a los Venezolanos. Creo que Galeano volvería a escribir un capítulo de las venas abiertas de América Latina.

RM- Con respecto a Brasil, ¿Tenés alguna postura?

ML- Tengo la postura que vamos a compartir todos. No veo que eso pueda viralizarse en la Argentina.  Tenemos una historia muy diferente. En septiembre estuve con Felipe González en Madrid, el día después de la victoria de Bolsonaro. Él decía que en Argentina y en España el progresismo ya ganó discursivamente. Fijate que hasta la derecha se tiene que teñir un poco de progresismo. En Brasil sí hay lugar para la derecha. En los grandes centros urbanos brasileros el tema de la inseguridad es tremendo. En Río no es verso. Bajaban de los morros y te saqueaban. Al margen, creo que políticamente Bolsonaro va a tener un gran conflicto. Tiene unos militares que son industrialistas y después tiene un ministro muy promercado y hay que ver cómo decanta eso. Si decanta en un proteccionismo, en una política que en términos económicos tenga el mismo discurso que tiene para los procesos sociales va a ser un problema para la región porque Brasil es el principal socio comercial de la Argentina.

RM- Volviendo al plan electoral, ¿Vas a ir con alguien a nivel nacional?

ML- Es un gran quilombo eso. Porque si va en papel, nosotros tenemos que ir con un candidato a presidente en la boleta. Salvo que llamemos a un corte. Es decir, necesitamos acompañar a un candidato. Puede ser también que se implemente, como se está diciendo ahora, un cuarto oscuro dividido en el cual tenemos por un lado Nación y por otro Ciudad. Ahí no tenemos la necesidad.

RM- Y a Cristina, ¿en qué lugar la pones en la presidencial?.

ML- Hay que terminar de ver si va a jugar. No lo tengo claro. Me parece que va a ser difícil.

RM- ¿Lo ves conveniente?

ML- ¿Para quién? (RISAS)

RM- Para ganarle a Macri

ML- A mí no me cambia. En Ciudad no iría con su boleta. Aparte creo que habrá muchas cosas por definir. El hecho de que sean simultáneas hará que tengan que haber un candidato a Gobernador competitivo para ellos. Vidal empuja a Macri para arriba. Estos meses van a ser de definiciones y creo que el panorama va a ser muy diferente al que hoy imaginamos. Hay que ver si en el peronismo no aparece un tapado sobre el final. No descartaría eso tampoco. A ninguno le alcanza. Y como es verdad que hoy Cristina es la que más mide, también es la que el gobierno quiere enfrente para atrapar el voto antikirchnerista. Cualquier otra cosa que creciera fuera de eso el gobierno pierde. El tema es que no crece nadie

RM- Del tema AFA, Tapia, la dirigencia actual, ¿Qué opinión tenés?

ML- Yo en la AFA tuve una experiencia muy dura. Y vergonzosa.

RMEl 38 a 38.

ML- Mira, la verdad que de esa época estoy muy orgulloso. La pelea que dimos contra los poderes argentinos fue grande. La dimos contra los Angelicci, los Moyano. Estaban todos juntos. Y nosotros, por más que Marcelo sea una figura pública muy fuerte, éramos lo que se ve desde afuera: cuatro pibes con buenas intenciones. Después, me parece que el fútbol argentino post Grondona tenía que reorganizarse. Después de él no iba a venir Gandhi. Hay un proceso que tendrá que seguirse dando. Hoy, hay cosas que al parecer se están haciendo bien. No conozco tanto, me alejé bastante.

RM- No te parece que se sigue manejando el mismo sistema corrupto de alguna forma.

ML-Para decir que hubo corrupción debería investigar bastante más. Hubo algunas cosas buenas. En su momento, lo de Elizondo en árbitros lo celebré. En términos económicos la han acomodado. Después, lo que sí es claro es que este gobierno nacional incide mucho en la política del fútbol, incide mucho en la AFA y creo que con eso también nos han engañado mucho. Me acuerdo el discurso cuando yo decía que el fútbol era algo cultural, que debía invertirse ahí y ellos me decían que en vez de fútbol harían inversión en hospitales y demás. Pasaron tres años y no hay más fútbol para todos y en los hospitales no hubo ninguna inversión de nada.

RM- ¿Qué te pareció el tema de la final de la libertadores? Que se haya ido a jugar a Madrid.

ML- Un papelón. Como argentino y sudamericano. Y no porque sea Boca-River. Te diría lo mismo de Yupanki y Central Ballester. Que se haya jugado en España habla de una incapacidad manifiesta nuestra como continente para realizar esa organización.

RM- ¿Los presidentes podrían haber hecho algo más?

ML- No, fue una decisión de Conmebol que no comparto para nada. Además, estuvo la excusa de la venta, de vender mejor el futbol de nuestra región. Tengo amigos que viven en España y habían pagado por Pey Per View el primer partido y después se encontraron con el segundo partido allá. Creo que más que exponer nuestro fútbol fuimos a exponer nuestra debilidad como organizadores. No veo un buen marketing en eso. Veo todo lo contrario.

RM- ¿Por qué no hay hinchas visitantes?

ML- Ese es otro sinsentido. Los grandes episodios de violencia fueron sin visitantes, entre las propias barras. El último grande fue en Talleres de Remedios de Escalada que invitó a Deportivo Español. Eran amigos y se pudrió dentro.

Nos vamos luego de unas horas de entrevista. No sabemos cuál será el futuro político de Lammens, pero sin duda compartimos una charla con un candidato. Si existiera algo asì como una oficina de Recursos Humanos de la política Lammens sería un gran postulante. Tiene un discurso progresista, ha demostrado gestión en San Lorenzo y parece un tipo creíble, con el agregado que puede caminar por la ancha alameda del medio. Sin embargo tal vez su gran falencia puede ser que no tenga hoy por hoy no tenga  la territorialidad necesaria para la política del uno a uno. Pero al parecer, el santo viene marchando, depende de él a dónde llegará.

 

Matias lammens lammens sanlorenzo matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens matias lammens

2 comentarios en “Matías Lammens: “Queremos ganar la Ciudad y ser una alternativa de poder real.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s