Daniel Catalano es Secretario General de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) Capital y militante del campo Nacional y Popular. Desde su espacio enfrenta las políticas de ajuste que impone el actual gobierno. En dialogo con Revista Marfil analiza la situación de los trabajadores del Estado, el peronismo, la crisis en Venezuela y el inicio del próximo año lectivo.

 

Revista Marfil –Primero queríamos centrarnos en los trabajadores del estado, en como finalizó el 2018. ¿Tiene alguna cifra de cuántos despidos hubo?

Daniel Catalano -En 2018 hubo más de quince mil despidos y termina cerrando un circuito de más de treinta y cinco mil en lo que va la gestión de Macri a nivel nacional. Fue un año muy intenso, de mucha presión y estigmatización sobre los empleados públicos. Además, estuvo teñido por el cierre de diez ministerios que fue lo más impactante que sufrió nuestra sociedad, impensado.

RM-Esto último ¿influyó en la cantidad de trabajadores despedidos?

DC-No, todavía no. Ahora viene la etapa donde tienen que reevaluar para ver donde tienen sobrantes de personal. Hubo una reducción presupuestaria enorme y se está rediseñando el Estado.

RM- ¿Hubo persecución a las personas que eran afines al Kirchnerismo?

DC- Si, hay persecución. Se siguen revisando los perfiles sociales de los trabajadores, se sigue hostigando a las personas que pensamos distinto en el ámbito del Estado. Se nos sigue poniendo en una situación de incomodidad porque no se nos permite acceder a los concursos que ganamos. Se nos está complicando mucho el día a día en base a que hay un relato que ellos han construido sobre quiénes son los merecedores de ser empleados públicos. Es muy difícil porque hoy solo puede ser empleado público el que acuerda con cambiemos, el que está de acuerdo con la política que tiene el gobierno acerca de lo público, entonces te dejan en la vereda y te hostigan y persiguen. Por eso hay que tener mucha firmeza en cómo y a quién votar, no puede ser indistinto. Los verdugos de los estatales no pueden seguir gobernando el país.

RM- ¿Que perspectiva tiene para el 2019?

DC- Para lo que ellos quieren en materia presupuestaria, le están sobrando empleados públicos. Creemos que no lo va a poder materializar, pero todo indica que va a ser un 2019 muy áspero.

RM- ¿Cuál será el aumento que pedirá ATE en las próximas paritarias?

DC- Deberíamos estar pidiendo aproximadamente entre el 70 y 80 por ciento. Son tres años consecutivos de pérdida del salario. El año pasado fue del 50% con una paritaria en 16%. Nos dieron un bono para tratar de compensar y no compenso absolutamente nada. Este año se calcula que la perdida será de un 30%, más un 25% que perdimos el año pasado y un 20% del anterior. El gobierno no está en condiciones, vamos a pedir y pelear por todo lo que esté a nuestro alcance, sabiendo que ya arrancamos con un presupuesto votado en diputados y senadores que establece un 8% de aumento. Si la inflación está pensada en el 30%, ¿Cuánto hay que pedir?

RM- En este contexto, ¿cree que van a poder ir por la reforma laboral?

DC- Eso es una imposición del fondo monetario internacional, yo creo que lo van a intentar, sobre todo, porque ya han hecho una reforma previsional, con un costo altísimo y los jubilados se están muriendo de hambre. La derecha avanza, te saca derechos y en base a ello sigue construyendo. Es muy probable que avancen en este sentido.

RM- La CGT estuvo bastante indulgente, ¿cree que van a continuar así o tendrán una posición mas dura?

DC- Yo no creo en esta CGT dialoguista. Uno pone la expectativa en la corriente federal sindical, en el 21 F; en Moyano en SMATA, pero de esta CGT que te entrega, no espero absolutamente nada. Por suerte, los trabajadores y trabajadoras tienen conciencia y se van a generar las condiciones de pelea.

RM- Nombraba la reforma previsional, cuando se llevó a cabo hubo represión. ATE es un gremio muy activo en las movilizaciones, ¿cómo ven la calle?

DC- ATE es una de las organizaciones que genera mayor masividad en las marchas. Pensamos que eso va a seguir en aumento y creciendo porque se está afectando la vida cotidiana del trabajador y la trabajadora.

RM- ¿Cómo ve la situación de Venezuela? Recientemente hicieron una marcha en la Facultad de Derecho.

DC- Nosotros en eso fuimos muy claros. Primero, estamos en contra de cualquier intervención militar en la región, y en cualquier lugar del mundo, no sólo en Venezuela. Después podemos decir que Maduro es el presidente de Venezuela y se tiene que respetar el marco institucional que el pueblo le brindo a través del voto directo, que hubo elecciones y que fueron validadas, no se pueden vulnerar. Hay que respetar el mandato popular. Segundo, creemos que si Venezuela cae lo que va a quedar como una situación dada es que en cualquier país al que los gobiernos yaquis acusen de que allí se vulneran los derechos humanos entonces tienen la facultad de invadir, no podemos abrir la puerta a que eso se pueda materializar.  Estados Unidos en la gesta que han hecho en Irak y Siria por el petróleo se llevaron más de 4 millones de personas, entonces ellos no están escatimando en materia de cuántas vidas humanas se pierden, tienen el objetivo de apoderarse de la segunda reserva de Petróleo del mundo que es en Venezuela, la primera ya la tienen. Estados unidos está obligado a negociar con Venezuela ya que todos los camiones de su país están adaptado el petróleo venezolano, entonces no es descabellado pensar que todo lo que hay atrás sea para apoderarse de los recursos venezolanos. Por eso estamos en contra de la intervención militar, en contra de que se destituya a Maduro y alertando a la población de que, si cae Venezuela, cualquier país de Latinoamérica, cualquier país del mundo, queda vulnerado a que eso le suceda.

RM- Más allá de la situación actual, de EEUU en Venezuela, ¿cree que tal vez el peronismo, el progresismo o bien la izquierda en Argentina fueron poco críticos respecto al gobierno de Maduro?

DC- Pasa que hay una especulación política que terminan haciendo en base al discurso que impone el diario Clarín. No hay en este momento ningún partido político que no establezca una estrategia de acuerdo con lo que puede generar éste en la clase media de nuestro país. Lo digo con dolor. Me encantaría que fuera distinto. Lo que veo es que hay una gran especulación pública con lo que se dice y cómo se dice. Creo que hay que decir públicamente lo mismo que se dice en privado. Y a Maduro hay que bancarlo. Eso debería ser una obligación de toda la izquierda de nuestro país.

RM- Volviendo al plano nacional, ya que estamos en un año electoral ¿Cómo se va a definir ATE de cara a las próximas elecciones? ¿Tendrá participación dentro de algún partido?

DC- ATE va a tener dos posiciones. La posición gorila que representa Cachorro Godoy va a hacer silencio y van a meter a sus cuadros adentro de cambiemos que es lo que vienen haciendo, teniendo una posición totalmente contraria a la acción directa. ATE Capital se va a expedir por un proyecto Nacional y Popular. Nosotros vamos a pedir que Cristina encabece este proyecto. Lo hacemos públicamente ahora y en un futuro.

RM- Más allá de Cristina ¿cree que tiene que haber unidad en el peronismo? ¿ve algún otro candidato al que apoyaría?

DC- Puede ser cualquier candidato que no sea una imposición de la derecha. Si es Pichetto o Massa, es la embajada Yanqui diciéndole al peronista quién quiere que conduzca el país. Cualquier candidato que salga de una discusión dada en el orden de lo Nacional y Popular, de una construcción colectiva, nosotros vamos a ser parte de ese debate. Cuando lo imponen el grupo Clarín y la embajada Yanqui por mí que se queden con Pichetto y con Massa, no van a contar con nuestro apoyo.

RMPor último, venimos de un año de lucha intensa por parte de las universidades y de toda la docencia en general. Por otro lado, se acaba de ganar el conflicto por el avance del gobierno porteño sobre las escuelas nocturnas. En este contexto ¿Cree que están dadas las condiciones para el inicio de las clases?

DC- No, no hay voluntad del gobierno para que esto suceda. Las ofertas que están realizando son por debajo de la inflación estimada. En enero ya hubo un 2,7% rompiendo con la primera premisa de que iba a ser un mes mas tranquilo. Calculo que la oferta que van a hacer será insuficiente, partiendo de la base de que no van a reconocer nada de lo perdido. Va a ser muy complicado. Ojalá las clases pudieran iniciar, pero la realidad es que todo el sector docente, tanto primario, secundario y universitario vienen pidiendo desde enero la reunión paritaria para que haya una discusión en donde no se tenga el compromiso de tener a los pibes en una posición de no inicio, y que haya tiempo de acordar, pero el gobierno empuja hasta el ultimo momento para no hacerlo.

Revista Marfil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s