Juan Natalizio es periodista, integrante del Observatorio Malvinas de la Universidad de Lanús y conductor del programa de radio “Malvinas causa central”, que se emite los sábados de 12 a 14 hs por la radio Megafón, de la UNLA. Su interés por Malvinas comenzó como una militancia desde la adolescencia, pero se metió de lleno laboralmente en el tema a partir de 2012, cuando en colaboración con Federico Bernal escribieron dieciocho fascículos sobre la historia del Atlántico Sur que fueron publicados en el diario Tiempo Argentino.

“Para empezar a discutir sobre Malvinas”, arranca Juan cuando le preguntamos sobre la actualidad de la disputa argentina por la soberanía en las islas, “es fundamental primero saber sobre qué hablamos. Son tres millones de kilómetros cuadrados muy importantes para la política británica a largo plazo, que están ocupados por una de las bases militares más grandes que tiene la OTAN fuera de Europa, con un enorme poder de fuego hacia América Latina, África y la Antártida. Hablamos también del mar, que es fundamental: la pesca, el petróleo, la proyección británica hacia la Antártida, el cruce Atlántico-Pacífico, que es el único cruce natural y un apoyo hacia el corredor marítimo de África. Cuando vemos el mapa bicontinental vemos la importancia de las Islas Malvinas. En el centro de la República Argentina están los británicos y ocupan un gran territorio de mar. Los ingleses dicen que doscientas millas alrededor de Malvinas es zona exclusiva de ellos. En realidad, es un territorio en disputa reconocido por Las Naciones Unidas desde 1965.

En nuestra historia no se habla de la Argentina del mar. Si vas a la Patagonia no están desarrollados los puertos. No hay una cultura de pesca. Somos un país alejado y dependemos de la marítima ajena para que lleven nuestra mercadería a destino. Es una complicidad con los británicos la política de darle la espalda al mar.

– ¿Cuáles crees que son, a grandes rasgos, las principales diferencias entre el accionar del actual gobierno en comparación con el anterior en lo referido a la disputa por la soberanía en Malvinas?

– Con el nuevo gobierno no hay política de soberanía sobre el Atlántico Sur. Durante la gestión anterior se habían alcanzado logros históricos, como el apoyo de África y de toda América Latina y el Caribe sobre la causa argentina. Un buen ejemplo es la ley Gaucho Rivero, que impedía que un buque con destino a Malvinas hiciera puerto en Sudamérica. José Mujica, en Uruguay, y Rafael Correa, en Ecuador, la hicieron cumplir. Fue un gran triunfo del gobierno de Cristina Fernández. Eso se perdió porque el actual gobierno no sale a plantear esa discusión en los organismos internacionales. Es un retroceso enorme.

– ¿Cuál es tu opinión al respecto de la firma de comunicados conjuntos entre Argentina y Gran Bretaña?

– Durante toda la década del 90´ hubo comunicados conjuntos. Son acuerdos entre Argentina y Gran Bretaña sin pasar por el Congreso. Durante el kirchnerismo no hubo más comunicados conjuntos y muchos de los anteriores se rompieron. Con este gobierno se retomaron. El primer comunicado conjunto se firma en 1989 y es la rendición de Malvinas. Ahí Argentina entrega recursos naturales y soberanía. Desde ese momento, Gran Bretaña desarrolló la pesca en el Atlántico Sur, convirtiendo a las Islas Malvinas en uno de los mayores PBI per cápita de América Latina.

– En 2016 se firmó el comunicado conjunto Foradori-Duncan ¿creés que es otro paso atrás en la disputa?

https://negociacionytomadedecisiones.files.wordpress.com/2018/05/01_acuerdo-foradori-duncan.pdf

– Con el comunicado Faradori-Duncan Argentina le está diciendo a Gran Bretaña que se quede tranquilo porque se le va a garantizar que la economía de las Islas Malvinas, el territorio que están ocupando, se va a poder desarrollar libremente, y si lo tienen que ayudar lo van a ayudar.

Durante el gobierno anterior se recuperó algo fundamental, que es la soberanía científica. Dentro de ese plan, estuvo el proyecto Pampa Azul. Se pusieron a disposición científicos y se compró un buque para hacer ciencia en el Mar Argentino. En uno de los viajes fueron a las Georgias del Sur y los ingleses los pasaron con aviones de guerra muy cerca y los inspeccionaron. En este nuevo comunicado conjunto se habló de intercambios en ciencia. Lo cual significa que les vamos a entregar nuestra soberanía científica.

– ¿Cuál es la justificación del gobierno para firmar estos comunicados conjuntos?

– La idea de que generando mayor confianza con los británicos van a venir a invertir. Quedó demostrado que eso no pasó. Además, está la idea de volver al mundo, lo cual es solo eurocentrismo. Gran Bretaña está buscando nuevos acuerdos en otros países por su salida de la Comunidad Europea.

– ¿Desde lo discursivo cómo fue el cambio?

Resultado de imagen para malvinas macri

– Desde lo discursivo cambió todo. No hay defensa de lo nacional. Jorge Taiana contó una vez en el programa “Malvinas causa central” que la primera vez que Néstor Kirchner se encontró con el primer ministro Británico lo encaró y le dijo que tenían que discutir Malvinas. El británico no entendía nada porque Néstor no hablaba inglés. Taiana trataba de llevárselo y de arreglar el momento político.

Desde lo discursivo se plantea que tenemos que ser socios y amigos de los británicos. No interesa discutir soberanía. Se piensa más en la foto con algún líder de un país central y la verdad que no tienen mucho discurso.

– Al vuelo ya existente a Malvinas desde el continente que hace escala en Rio Gallegos una vez al mes, se suma uno más. ¿Es parte de esta política de facilitarle la vida a los kelpers?

– Los vuelos desde el continente favorecen a la ocupación británica, sin dudas. Yo opino que no debería haber vuelos, porque les genera turismo, ingreso de mercadería, etc. El vuelo anterior está vigente desde 1999. En su momento lo anunciaron y a los 9 días ya estaba operativo, lo que indica que estaba todo arreglado. Ahora abrieron un nuevo vuelo. Ellos eligieron la ruta que les convenía: la de Brasil. En su momento publicamos en el observatorio una nota sobre estos vuelos con un textual de un kelper con función legislativa, quien explicaba que les conviene desde Brasil porque desde ahí tiene gran cantidad de vuelos hacia todo el mundo. Uno se pregunta, ¿qué beneficio le traen estos vuelos a la argentina? Ninguno.

– Hubo antecedentes en la década del setenta de vuelos a Malvinas, ¿Qué cambió desde ese momento hasta hoy?

Era otro contexto. Gran Bretaña había estado muy cerca de devolver la soberanía. Los grupos económicos operaron y se rompió ese diálogo. Pero había una política en ese sentido. En ese acuerdo, que se llamó “Declaración conjunta de Buenos Aires”, se pacta conectar Malvinas con el continente. Pero lo hacía todo Argentina. Todavía teníamos una línea marítima nacional que llevaba alimento, se instalaron YPF y Gas del Estado, entre otras empresas estatales. La Fuerza Aérea hizo la pista de aterrizaje, fue la primera vez que flamearon las dos banderas y hubo vuelos en 1973. El Estado británico no estaba interesado y el Estado argentino avanzó, ejerciendo soberanía con sus empresas. Se enviaron maestras y hubo kelpers que se atendieron en el continente.

Hasta la guerra de Malvinas, donde triunfan los grupos económicos, había un sector del gobierno británico que quería devolver las Malvinas. Las veían como un gasto. Cuando Margaret Thatcher asume plantea una descolonización con la intención de achicar gastos.

– Hablas de que operaron grupos económicos. Uno siempre piensa ingenuamente una discusión entre un Estado y otro o entre gobernantes. ¿Cuáles son y cómo operan estos grupos?

Son grupos, principalmente, de pesca y petróleo. Ese grupo de presión se forma en 1968 cuando el estado británico piensa en devolver la soberanía a Argentina. Hay sectores conservadores que cuando se plantea la entrega de las islas, no les gusta y se empiezan a reunir. Con el financiamiento de las Falkland Island Company, se juntan funcionarios, ministerios, militares, y crean lo que es la Falkland Island Comittee. Este grupo opera sobre medios de comunicación cada vez que el gobierno intenta avanzar en el tema soberanía. Tocan el orgullo británico. Operaron durante toda la década del 70 y después, muy fuerte, en el 82 para la guerra. Son el principal protagonista.

– Además de la capacidad de lobby en Gran Bretaña, ¿también la tienen en Argentina?

– Claro, tienen poder sobre los medios más poderosos. Gran Bretaña, con los medios de comunicación argentinos, ha logrado un silencio absoluto sobre su injerencia en el continente. Van logrando avanzar sobre recursos naturales y nadie lo discute. Ni siquiera desde los grupos de izquierda. No se pone al británico como el enemigo. Y el enemigo es Gran Bretaña. No queremos nunca más una guerra, pero no se pueden entregar todos los recursos naturales, no sólo los de Malvinas. Argentina necesitó de un Scalabrini Ortiz para conocer esta situación.

Los grupos económicos británicos son importantes, son los que hay que denunciar y desenmascarar.

– ¿Se podría decir que la desidia Argentina actual en la puja por la soberanía es una muestra de la falta de planificación?

– Sí, por supuesto. La base que tiene Gran Bretaña en Malvinas no tiene proporción con nada en América Latina. Nosotros no tenemos fuerzas armadas. Hay que repensar qué país queremos. Argentina no tiene una hipótesis de conflicto, tiene un conflicto: Malvinas. Y tiene una base ahí amenazándola todo el tiempo. Con su radar capta toda la Argentina. Nosotros no sólo tenemos que poblar la Patagonia sino que tenemos que tener unas Fuerzas Armadas a cargo del Ministerio de Defensa -porque no tenemos ministerio de guerra, sino de defensa-  para saber qué hacen los británicos en nuestro territorio. Poner antenas enfrente de ellos y saber por dónde vuelan, qué hacen y, sobre todo, tener proyección hacia a la Antártida.

Resultado de imagen para islas malvinas

Hoy triunfan todos los que dentro del país operan a favor de los británicos. Tienen diarios, periodistas, políticos, etc.  Será cuestión del campo nacional y popular revertir eso.

– Tenemos entendido que habrá un próximo viaje de familiares de veteranos de guerra caídos en combate para reconocer tumbas.

– Argentina después de la guerra de Malvinas no tenía NN. Si uno va a Plaza San Martín está la lista de los 649 caídos. Eso nunca estuvo en discusión. Se empezó a usar, mal utilizado y a muchos familiares les dolió, la frase tumbas NN. No lo eran. Terminó la guerra y en los montes en que se combatió estaban las tumbas de los argentinos junto con las de los británicos. Cuando terminó la guerra Gran Bretaña levantó las tumbas y las trasladó a Darwin, lo que es ilegal. En ese movimiento de tumbas, se pierde la localización de muchos soldados. Aquellos que enterraron a sus compañeros sabían dónde lo habían hecho. A esos soldados se les extrajo ADN y se localizaron ya más de 100. Son 122 las no localizadas. Es muy importante el cementerio en Malvinas porque es un recuerdo permanente de Argentina luchando por soberanía. Y eso que en ese cementerio las flores y las banderas están prohibidas. Sería muy interesante investigar si en los cementerios británicos alrededor del mundo -recordemos que no hay lugar del mundo donde ellos no hayan estado en guerra- hay banderas suyas flameando.

En una exposición en el Instituto Patria ofrecí mi teoría, con datos fehacientes, de quiénes ocasionaron la guerra. Después, que Galtieri haya querido perpetuarse en el poder es otra cosa. Pero algo que nadie parece recordar es que el 2 de Abril la gente en la plaza aplaudía por Malvinas, pero insultaba a Galtieri.Cantaba contra el gobierno y contra el ministro de economía. Una canción que se escuchaba decía: “Atención, atención, las Malvinas son del pueblo y la Rosada de Perón”. Esa historia quedó oculta. El pueblo no bancó al gobierno. Separó la causa Malvinas de la dictadura. Ese día en la plaza hubo represión. En más de una charla que he dado, al terminar, algún viejo peronista me encaró y me dijo “es verdad eso eh”.

Sebastián Pujol – Sergio Delbreil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s