¿Y por casa cómo andamos?

Estamos ante el más alto y crudo nivel de cinismo por parte del Presidente Mauricio Macri. Se muestra permanentemente pendiente de lo que sucede en Venezuela, llegando a reconocer al autoproclamado Juan Guaidó como Presidente.

El mandatario argentino afirmó más de una vez que en el país hermano hay presos políticos y está vulnerada la libertad de expresión.  Llama la atención que esto se diga en el país donde la dirigente social Milagro Sala permanece presa de su libertad hace ya tres años, sin pruebas. En cuanto a la libertad de expresión, la cifra de despidos en el sector de prensa ya supera los 3.000 en todo el país desde que asumió este Gobierno, incluyendo los conflictos en la agencia Telam y en la Televisión Pública.


Quienes repiten el discurso oficial, además suelen señalar la supuesta corrupción de la gestión chavista, omitiendo el escandaloso caso de los Panamá Papers, en el que Macri figura con cuentas Offshore. O también el blanqueo de capitales que le permitió a su hermano blanquear 63 millones de pesos gracias a la modificación presidencial por decreto de la ley votada en el Congreso.


Por último, los grandes medios nos llevan a voltear la cabeza para observar lo que sucede en otro país, al mismo tiempo que cien mil usuarios de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires sufren y sufrieron cortes de luz por parte de empresas manejadas por amigos del Presidente.

De la crisis en Venezuela a la dura realidad argentina, sin escalas.

Luca Stecco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s