“Las alianzas no son un fin; las alianzas son un medio de conseguir el fin que se apetece;

 el fin consiste en los intereses permanentes de la nación;

 las alianzas deben proporcionar este fin.” 

JUAN DONOSO CORTÉS

Lo mejor que tiene el Macrismo es su oposición. Recuerdo que esto mismo se decía cuando el kirchnerismo estuvo en el poder.

Si bien hoy los principales actores balbucean una posible unidad, nadie ha dado el paso de grandeza, conveniencia u oportunidad necesarias.

Hace ya tres años que todos sabemos que la elección sería más o menos así un 30% Macri / 30% Cristina / 15% Massa / 25% repartido en otras opciones. También según se puede confirmar, través de las encuestas que circulan, que Cristina crece poco a poco, que su núcleo duro de votantes se mantiene, pero que sin embargo el electorado transversalmente le da la espalda, con un marcado voto anticristinista. Ella lo sabe, todos sus asesores y hasta el último militante de La Cámpora. Con Cristina sola no se gana.

En un principio, haciendo un breve racconto, la oposición ha dejado actuar al gobierno naciente, les han votado todo, con algunos sectores como excepción claro está. Creo que más allá de la retórica que puedan tener en un estudio de televisión, políticamente no han logrado alianzas que logren detener la ofensiva liberal y estructural que ha sufrido  el Estado argentino:

  • La emisión de deuda alcanzó los 200 mil millones de dólares. Se encuentra en torno al 58% del PBI. Según algunos economistas heterodoxos, el macrismo es el tercer ciclo económico de endeudamiento argentino. Hay una bomba de títulos públicos. ¿Cuándo explotará?
  • La Ley de Medios fue una linda historia. Se ha Derogado el Artículo 261 mediante el decreto 267 entre otras cuestiones les da como opción a las empresas de medios que se adecuen o no a la ley. No es un chiste. Repito, es opcional para los grandes grupos adecuarse a la ley. Posta, no es joda. El cerco mediático crece y los medios opositores caen uno a uno en la bancarrota. Miremos C5N mientras podamos
  • Dos jueces de la Corte Suprema de Justicia puestos cuasi a dedo. Si bien le han generado un dolor de cabeza con el fallo de los índices jubilatorios. Se ha perdido la oportunidad de que dos grandes juristas ocupen ese lugar. La corte anterior realemente con luces y sombras había logrado un sendero de progresismo y seguridad. Hoy es toda incertidumbre, hacía dónde virarán estos ministros encargados de declarar qué es Constitucional o no.
  • La Reforma jubilatoria.

Casi siempre el ímpetu, la agenda, fue llevada adelante por el macrismo. Hablaron siempre de los temas que ellos quisieron, cuándo ellos pretendieron.  Más aún estas cuestiones trascendentales para el futuro de nuestro país no tuvieron en la oposición la fuerza necesaria para frenarlos. Si bien estas cuestiones por supuesto no pueden dejar de analizarse por el rol que cumple y cumplió Clarín, el actor político-económico más importante de la Argentina, que es ganador con su relato. Si alguna vez como dijo Beatriz Sarlo el Kirchnerismo había ganado la batalla cultural. La ficción clarinista se  ha hecho carne: Pesada herencia; Se robaron todo; Era una fiesta; todos Hits, grandes éxitos que con mayor o menor intensidad atraviesa a buena parte de la sociedad y por sobre todos las cosas hicieron de éste Holding más grande con la fusión de Telecom al grupo.

Pero no hay reacción política, falta coraje o sobran mezquindades. Massa; Cristina; Urtubey; etc  no han podido sobrepasar sus propios intereses, sean personales, políticos, aspiracionales. A estas alturas ya son responsables directos por inacción, omisión o pequeñez. Es que un gran poder tiene una gran responsabilidad parafraseando al tío de Peter Parker y estimo que los grandes jugadores de ésta contienda logran dimensionar que un nuevo mandato cambiemita no sólo chocará la calesita, también la va a vender.

Como esperanza, puedo ver que la acción de Alberto Fernández para acercar a las partes es sumamente importante. Pero no basta. En metáfora futbolística, estamos en el primer suplementario de alargue y creo que La foto tiene que estar cuánto antes y la número diez tiene que tomar la pelota. Ya todos y todas sabemos de quién hablo.

¿Cuánto tiempo más llevará? Cantaba David Lebón en Serú Girán. Para nosotros esa pregunta es urgente y los sectarismos puritanos o dolores de estómago se deben correr para hacer lugar al arte de lo posible. Porque sino otro bailecito macrista nos espera.

 

 Carlo Magno

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s