Los que se encomiendan al universo

A mi hermano Dan y a mí nos gusta matear

Dentro de nuestra casa de madera

y bajo nuestro pino en días de calor

Los pies sobre la tierra estéril,

la pava sobre la pared de comunes sin revocar

La charla se lleva el día enrollándolo

Ayer, veinticinco navideño,

la charla y el agua se habían enfriado

Dan hacía girar el Facebook distraídamente.

De pronto leyó en voz alta:

“Ninguna persona se cruza en tu vida por casualidad, El universo las pone en tu camino por una razón.”

Nos miramos de reojo

Y cuando yo estaba por burlarme, Dan dijo

“O sea que el universo decidió que Lucía Pérez se cruzara con los hijos de puta que la violaron y empalaron hasta la muerte?”

Entonces un silencio extra vino, además del que ya reinaba

Dan agarró la guitarra y cantó una canción nueva

Yo me puse a pensar en la cobardía de encomendarse al universo.

Juan Zírpolo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s