La Columna con “Roña”

George “Locomotora” Castro.

Ex campeón mundial de boxeo.

Filósofo.

Empresario

No voy a hablar del superclásico. Me chupa un huevo.

Voy a hablarles de la Obra de ficción televisiva más importante del mundo: El chavo del ocho, la creación del maravilloso Roberto Gómez Bolaños.

Sería redundante describir los personajes, los gags infinitamente repetidos (y que no me canso de ver), las condiciones  psicológicas, las historias de los actores. No me interesa una mierda.

Por eso es que quiero ir a la cuestión sin tanto pelotudeo. Porque como ustedes sabrán, odio a los pseudo intelectuales que se florean para decir, esos soretes fan del “Shift+F7” que mandan un cuentito a un concurso literario y se creen que se las saben todas. No boludo. No, comentador serial de redes sociales. Seguramente sos pésimo y por eso no publicas una mierda. En  cambio yo lo sé, lo asumo, escribo en ésta Revista (en la que me adeudan sueldos) porque no me llaman de Anfibia. Además yo ya hice algo en mi vida: Gasté toda mi guita en putas y en el casino. Además tengo el mejor Ko de la historia del boxeo argentino:

10 de diciembre de 1994, Monterrey,Jorge Castro vs John David Jackson

En fin, volvamos a lo nuestro, al razonamiento inductivo, para poder manipularlos hacía mi propio razonamiento: Doña Florinda es un simbolismo de la clase media argentina, más precisamente, su latiguillo: “No te juntes con ésta chusma”  es el logos, el discurso y el modus operandi de ésta parte de la sociedad que se manifiesta el día de hoy como neo fascistas.

En el maravilloso gag  en el cual Quico (Federico cuando la doña se enoja) golpea a Don Ramón, la fractura estamental y clasista comienza su rueda. Si bien comparten comunidad, una vecindad y  recursos como el agua o la soga para colgar la ropa, el grito clasista “No te juntes con esta a chusma” es un desgarrador bramido de advertencia a convertirse en la chusma. Por eso, para eso hay que diferenciarse, hay que proveerse una identidad más compleja, más elevada.  Ellos son la barbarie señores. Gracias Sarmiento maestro inmortal, por darnos a conocer la verdad innata y fundamental de que no somos eso. Civilización y Barbarie que siempre volverá. Es por eso tal vez que escondan o disfracen sus  consumos culturales más íntimos como la cumbia  o ver a Tinelli. No sé. No sé una mierda cuál es el dispositivo y el mecanismo por el cual sucede esto. Pero la escena del chavo es por lo menos descriptiva de la clase media. Será media por el consumo cultural de medios y medias que conforman un sentido y un homologado discurso. Ni en pedo lo podríamos saber, toda conjetura serían patrañas. No me hinchen las pelotas.

Lo cierto o no según le parezca, es que la diferenciación con las chusma se hace inclusive en el momento y contexto histórico en el cual los medias han quedado ciertamente en el mismo lugar que los don ramones, chavos y chilindrinas respecto a los medios de producción. Estábamos cagados a medias, en el fondo del mar. Trueques, patacones y 5 presidentes en una semana. La vecindad no estaba en orden y junto a los ramones, chavos y chilindrinas, es decir a los negros de mierda tuvimos que salir a la calle. Salimos y eso fue el 2001. Nada más, nada menos. Solo compartimos la vecindad, pero ustedes son los otros. Los negros de mierda.

Me chupa bien un huevo, los análisis concienzudos acerca de la gesta revolucionaría y posibilidades que tuvo ese movimiento. Además ya es vox populi: La clase media salió sólo porque Quico no podía cambiar ese año el traje de marinerito y porque el señor Jirafales que le daba murra a su madre no podía comprarle la pelota cuadrada que él tanto adoraba.  Por eso y nada más. La pelota cuadrada, el Iphone, la mierda que usted quiera, el objeto fetiche no importa.

Aun así no hay que juntarse con la chusma. No. Hay que resguardar las diferencias, el racismo y el canallesco pensamiento de sostener que de algún otro modo somos superiores, distintos.

Aunque el señor barriga, nos cobre la renta a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s