¿Nada es imposible?

¿Nada es imposible?

Parece que es así. Lo dicen en la tele, lo dicen en las redes sociales. Los gurús de la autoayuda y los creativos publicitarios están fascinados con esa idea.

Pero el autor de esta nota solo tiene un puñado de dudas al respecto.

¿Qué pasa si ese slogan efectivo de venta no es real?

¿Qué pasa si seguís esperando algo extraordinario y no pasa nada?, ¿o pasa algo, pero es trágico, oscuro, desalentador? ¿Qué pasa si esperas algo mágico y una vez y otras mil veces más llegan sólo cosas malas, si das lo mejor pero lo extraordinario no es para vos?

¿Qué pasa si te dijeron una y mil veces que lo imposible sólo cuesta un poco más, que te podías comer el mundo con esfuerzo, pero sólo te chocas contra una pared? Por más que des lo mejor, tu sueño es demasiado y vos sos uno más, no sos nada especial, no hay nada de extraordinario en vos, no sos alguien particular.

¿Qué pasa si no tenés talento, ningún tipo de talento?, ¿si te dijeron que tenías que estar para grandes cosas porque hay que arriesgarse, pero te arriesgas una y otra vez y lo que pasa es que cada vez te lastimas más y más? Y vos das todo, pero eso que querés alcanzar no es para vos. ¿qué pasa?, ¿qué pasa si aceptas tus limitaciones? ¿Sos un cagón? Porque tenías que seguir frustrandote porque lo que supuestamente te haría feliz no es para vos, que sos un mediocre, un poco menos que cero.

¿Qué pasa si las condiciones para que suceda lo increíble, o al menos para que vos mejores como persona, no se te dieron, como no se le dan a la gran mayoría de la gente que camina este planeta?

¿Qué pasa si ese amor fulminante no es para vos? Porque esa persona que te vuelve loco no te da ni la hora. O veinte personas que de las que te podrían enamorar, no te consideran en absoluto. Porque no sos nada particular, por más que des lo mejor de vos y seas auténtico.

¿Qué pasa con los que no llegan primeros, ni segundos, ni terceros? Los que, aunque den todo, no llegan. Los que se empeñan, pero el éxito no es para ellos.

Lo imposible, lo extraordinario, lo hermoso, la belleza, es para algunos. No cuesta un poco más, para algunos cuesta perder el autoestima en el intento.

En todo caso, ¿no seria conveniente conocer las propias limitaciones?

Por el momento, creo que los gurús de la autoayuda y los vendedores se olvidan de que la realización y la felicidad pueden estar en la colectivo, en lo compartido, en lo común.

 

Sebastian Pujol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s