Sobre la beligerancia y la política

En 2011 el programa de televisión Argentina para armar, conducido por María Laura Santillán de TN, invitó a Enrique Pinti y a Alejandro Dolina a un debate. A poco de comenzado el programa, Santillán convida a sus invitados a hablar sobre la tendencia de los argentinos a la oposición, al blanco contra negro. Gorilas vs peronistas, River vs Boca, etc. A Pinti se lo ve desde el comienzo con ganas de estar de acuerdo siempre y a Dolina con ganas de disentir. En un momento determinado, el conductor de La venganza será terrible habla de Hegel -con claras intenciones de descolocar a Santillan y a Pinti y elevar el nivel- y remata diciendo lo siguiente: “Más que acuerdo necesitamos beligerancia”.

En épocas de redes sociales, en las que volvernos brindadores de “me gusta” y bloqueadores de personas que piensan distinto es una tentación muy fuerte, la frase del Negro tiene mucho valor. Cada día, a criterio del autor de la nota, dejamos un poco más de lado la discusión y nos juntamos con amigos, conocidos o familiares a estar de acuerdo, a que nos digan lo que queremos escuchar, a reafirmar lo bien pensantes que somos, a escuchar al otro solamente si lo que dice concuerda con lo que yo tenía en mente.

Los que creemos que el gobierno actual es un cúmulo de tragedias, nos juntamos a criticar e indignarnos. Eso es bien fácil. En eso estamos todos de acuerdo.

Mientras tanto el tiempo pasa y solo queda la indignación. El kirchnerismo trajo a mucha gente al interés por la política. Gente que antes tenía un pensamiento adolescente del tema. Muchos empezamos a madurar algunas ideas. La crisis del macrismo y el movimiento feminista acercaron todavía más argentinos a la política. Si bien estamos madurando, nos falta mucho.

Lo más importante que nos falta madurar, a mi criterio, es aprender a estar en desacuerdo sin romper lazos, discernir, profundizar contraponer, pero no romper. Aprender que se puede estar unido, tener una base común en el deseo de una sociedad más igualitaria, pero estar en desacuerdo en otros aspectos. Eso no necesariamente nos obliga a cambiar de vereda.

Si vamos a estar siempre de acuerdo no vamos a profundizar nunca nada. Si vamos a estar siempre de acuerdo lo que venga no va a ser mejor. Si vamos a estar siempre de acuerdo nos va a faltar imaginación.

Mucho se habla sobre la unidad contra este gobierno antipopular. Pocas cosas hay más sanas que la unidad. Pero eso no significa abandonar la beligerancia, o apuntarla solo contra aquel que uno considera enemigo.

Dos tareas que tiene que afrontar la persona con inquietudes políticas son la discusión y la acción. Discutir ideas y no comprar un combo al estilo Mac Donald, al que cada tanto agrandamos con alguna novedad ya masticada. Estar unidos y poner en movimiento el pensamiento crítico es fundamental. De otra manera, nos quedamos repitiendo los errores o poniendo pulgares arriba a cualquier comida chatarra.

Sebastian Pujol

dolinapinti

Video citado: https://www.youtube.com/watch?v=LQK5TbeQFis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s