Perikles y La impredecible blues: Bajando a Buenos Aires.

Dice Juan Sasturain que Héctor Germán Oesterheld, con la escritura de El Eternauta salió a discutir el domicilio de la aventura. Ya no solo sucedían en Nueva York o Los Ángeles, ahora también las aventuras se daban en Buenos Aires. Javier Martínez hizo algo parecido con el blues al traerlo a los barrios suburbanos bonaerenses: la música dura y rasposa también podía surgir del barro argentino.

A ese tren de la tradición blusera argentina iniciada con Manal se sube Hernán “Perikles” Campodónico compositor y guitarrista de Perikles y La impredecible blues, que editó en julio de 2017 su primer y único disco, Bajando a Buenos Aires.

La impredecible blues está compuesta por Hernán “Perikles” Campodonico en guitarra, Ignacio Esposito en batería. Nicolás Merkin en voz; José Luis Sánchez en teclado y Valentino Contreras en el bajo.

Perikles vive en México desde el año 2002, tocando con la banda Rastrillos, pionera del reggae mexicano y a punto de cumplir treinta años. En Argentina fue músico de Ariel Prat y La Houseman Rene Band y tocó con Fidel Nadal.

La impredecible blues es una banda “argenmex”, como se dice acá. Creada en México pero con músicos argentinos -cuenta “Perikles” desde la Ciudad de México.

¿Cómo fue la grabación de Bajando de Buenos Aires?

Primero junté la banda para grabar el disco, y después salimos a tocarlo en vivo. Ensayamos dos canciones y al otro día entramos al estudio a grabarlas. Una vez que el disco estuvo completo, comenzamos los ensayos para tocarlas en vivo y salir a presentarlo. El proceso de grabación duro ocho meses, entre mezcla y masterización. Salió a la venta en julio 2017, pero un par de meses antes ya estaba en redes, Spotify, etc.

La imagen puede contener: texto

Es difícil no pensar en Manal al escuchar el disco.

Manal, en efecto, es una de mis principales influencias. El disco lleva el nombre, incluso, de una canción de Claudio Gabis, una de las versiones que metí en este disco. Pero yo soy un tipo muy influenciado por el rock argentino en general, muy agradecido de muchos grandes artistas a los que considero mis maestros en la música. Soy muy orgulloso de nuestro rock. Con respecto a Javier Martínez, pienso que es uno de las más importantes letristas de nuestro rock, sin duda alguna.

El disco tiene varios covers: Bajando a Buenos Aires, de Claudio Gabis, Mañana otro blues, de Dulces 16, Bajaste del norte, de Raúl Porchetto y K.C. Blues, de Charlie Parker. ¿Cuál fue el criterio para la selección de esas canciones?

Dentro del contexto musical en el que me crie, es decir el rock argentino, hay momentos y artistas que me marcaron de manera especial y que fueron un espejo en mi desarrollo humano.

Por ejemplo, el primer corver del disco es del guitarrista argentino pionero del blues Claudio Gabis, uno de mis héroes de la guitarra. Elegí una canción de él como solista, Bajando a Buenos Aires, que está en su disco de 1974. Además, refleja claramente el sentimiento de un argentino que vive fuera de su país.

Todos esos temas son tributos a gente que admiro y, por otro lado, un repaso de mi educación como artista y ser humano.

A pesar de haber sido grabado en México, el disco es muy argentino. No solo desde el estilo musical, sino en las letras.

Completamente de acuerdo. Al fin de cuentas, de allí soy y con esa música me crie. Con esa música aprendí y me desarrollé. La primera canción que saqué con la guitarra fue presente de Vox Dei, y en seguida ya sabía el repertorio de rigor para los aprendices de guitarra de principios de los 80: Gieco, Nebbia, Sui Generis, Pappo, Manal, Spinetta, Moris, etc.

¿Cuál es la reacción del público mexicano frente al disco?

Por el momento, recibiendo muy buena aceptación. El rock argentino acá tiene mucho prestigio. Soda Stereo, a nivel latino en general, es una de las bandas más grandes e importantes. Hay mucha apertura. Yo intento dar a conocer acá, a través de La impredecible blues a otras bandas no tan conocidas por estos lados. Intercambiar y difundir mi cultura.

Soda Stereo, en Latinoamerica, ha de ser la segunda banda más escuchada después de Los Beatles. No exagero. También se escucha mucho de los grandes: Fito Paez, Charly Garcia. Spinetta incluso es considerado un artista de culto y tiene un gran grupo de seguidores. También bandas más festivas, como Los Auténticos Decadentes, Los Cadillacs. El reggae argentino pega mucho: Los Cafres, Nonpalidece, Fidel Nadal y Los Pericos. Rata Blanca es muy importante para los metaleros mexicanos. Se está empezando a conocer Eruca Sativa. Sin embargo, acá nadie conoce a Los Redondos, Los Piojos, La Renga. Es un mercado diferente. Los expertos en blues, respetan mucho a Menphis y La Mississipi.

¿Cómo es el ambiente del blues en México?

El blues acá está considerado, a diferencia de Argentina, más como parte del jazz que del rock y yo estoy dentro del ámbito del rock, especialmente a través de Rastrillos. Entonces, de alguna manera lucho contracorriente en ese sentido.

Gran parte de las bandas de blues, muy buenas varias de ellas, manejan el concepto de standard de jazz, pero con el blues. Entonces, terminan tocando covers de B. B. King, Buddy Guy, etc. La cuestión creativa pasa a un segundo plano por sobre la interpretativa. En cuanto a lugares para tocar, hay bastantes buenos foros, pero más que nada para el rock, y ahí es donde estoy intentando meter a la banda.

Sebastían Pujol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s