IT

Payaso: ¡Exacto! Ven por el Georgie ¿Quieres el barco, no Georgie? Por supuesto tú lo quieres… También hay algodón de azúcar aquí abajo y todo tipo de sorpresas. Y globos también, de todos los colores.

Georgie: ¿Y Flotan?

Payaso: Sí… sí flotan. Todos flotan Georgie… Y cuando estés aquí abajo… ¡Tú también flotarás!

 

Georgie

La clase media y alrededores es Georgie. Les prometieron flotar, regalos, su barco y eligieron creerle  al representante del poder más fáctico de la argentina, el que maneja los hilos desde la alcantarilla, pero que sostiene toda la superestructura: Los dueños de Argentina, el poder económico.

Ninguna elección es plenamente libre en este mundo. Georgie no hubiese metido su mano en la alcantarilla si no fuera por su confianza en el sujeto político-simbólico-económico, más importante de los últimos 40 años: Clarín. Tal vez en otro momento voy a hablar de Georgie, pero analicemos a IT.

Eso. IT. Esa cosa que es el macrismo, no es entendida aún por el campo popular, que en mayor a menor medida sólo ha tendido a mostrar contradicciones, conflictos de intereses de funcionarios, denunciar que todo es una gran mentira, que el liberalismo ha vuelto y que el sistema va a explotar. Va a explotar. Macri Malo. Pueden ver el show televisivo, pasen y vean. Pero el fenómeno no es sólo de la dirigencia. Desde el llano, en la redes sociales, quienes no comulgan con el gobierno (algunos hasta llegaron a prometer el exilio uruguayo si ganaba cambiemos), su postura es similar con el agregado de que culpan a quien los haya votado por arrastrarlos a este infierno de neoliberalismo y globos.  

Es importante por supuesto el de tratar de rebatir los pseudoconceptos pacifistas de una nueva derecha que responde con manual aséptico, inocuo e incoloro: “Estamos trabajando”; “Fue una gran estafa”; “Es un proyecto a largo plazo” entre otros hits que gusten o no vienen calando fuerte.

Pero no se ha comprendido el monstruo, no se lo comprendió en las elecciones presidenciales y se sigue subestimando tanto  su legitimación, como su construcción de poder y han pasado elecciones legislativas exitosas, denuncias por doquier, conflictos de intereses, ajuste previsional, depresión en el consumo, tarifazos y siguen las firmas.

Es más, quien se atreve a complejizar el fenómeno macrista por afuera de la fórmula: (Macri+Gato=20012  ), son legitimadores, juegan para la derecha, entre otras cosas. Ejemplo claro es el de José Natanson cuando publicó en Página 12 el adelanto de su libro en una nota “El Macrismo no es un golpe de suerte”, el cual desató una polémica entre periodista e intelectuales.

Pero el  Macrismo, sigue en pie, con mayor o menor grado ha  tenido el impulso de marcar la cancha, la muestra es que, en conjunto con el conglomerado mediático hasta ahora aliado, encumbró debates hacía la sociedad, para luego bajarlos de la escena. La oposición reacciona, pero no puede salir de esa lógica de Periodismo Patrullero como dice Jorge Asís, en este caso de Política de Patrullero. No logra confluir en un armado más o menos aceptable hacía la población. Un fenómeno que se dio en buena parte de los gobiernos kirchneristas, recuerdan cuando decíamos a los cacerolos: – Armen un partido, ganen en las elecciones. Bueno, las ganaron, y confluyeron sus pretensiones sociales en este grupo de políticos que paradójicamente dicen no hacer política.

¿Fue un intento la reunión de San Luis? ¿Qué se definió? ¿Cómo jugará CFK? ¿Qué forma novedosa tenemos para comunicar a los sectores medios? No hay claridad. O seguimos confundidos o subestimando.   

 

IT

 

IT no era solamente un payaso asesino, lo que aterrorizaba de ese ser, es que se convertía en tu miedo más profundo, en ese temor rebelde que no podemos manejar.

Aunque la economía se precariza, el endeudamiento es indiscriminado, el consumo cae, hay presos políticos, falsos debates, ajustes, reforma previsional, tarifazos, funcionarios Off Shore, conflictos de intereses, despidos, alto aval de la represión. Todo eso, en poco más de dos años y con la promesa de la tierra prometida. No explota. No lo entendemos, peor aún IT sigue sonriendo por las calle de Maine.

Si, aún con posibilidad de seguir tomando deuda, con el dispositivo de medios que lo ha blindado, sosteniendo los servicios sociales y manteniendo el status quo podría llegar a pasar… otra vez…

Verbalizar ese miedo es tal vez el primer paso. Entender de una vez por todas que el sectarismo  nos llevará a una nueva derrota. Paradójicamente tenemos que cambiar, porque dado el estado de situación y digámoslo de una vez Macri 2019 es más que posible.

 

Carlo Magno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s